En 2018 la NASA probará su nuevo Sistema de Lanzamiento de Cohetes y su nave Orión, con la que quiere llegar a Marte.

El primer vuelo será sin tripulación y consistirá en un viaje de ida y vuelta durante tres semanas a una distancia más allá de la Luna.

Esto establecerá  un nuevo récord de tiempo y distancia en los vuelos espaciales.

De igual manera, se tiene planeado que el vuelo denominado EM1 (Exploration Mission 1) despegue desde el Centro Espacial Kennedy junto la nave Orión, con la que se espera corregir los errores.

La NASA espera que esta aeronave sirva como un mecanismo de exploración para preparar la primera  misión al planeta rojo.