Una niña de 12 años, Varia Kuznetsova, puso en jaque al presidente de Rusia, Vladimir Putin, al hacerle la pregunta "si se estuvieran ahogando el presidente de Ucrania y el de Turquía y tuviera que salvar a uno, ¿a quién salvaría?".

La niña hizo la pregunta en vivo en el programa de televisión "Linea directa", en el que el presidente ruso contesta las inquietudes que plantean los ciudadanos rusos sobre contingencia políticia.

"Varia, me pones en una situación muy incómoda", comenzó respondiendo "Rusia está dispuesta a echar una mano amistosa a cualquier político, si este quiere, pero si una persona decide que quiere ahogarse, entonces es imposible salvarla", aseguró Putin, provocando las risas entre los asistentes.

Putin además, no dudó en criticar las relaciones entre Turquía y los rebeldes sirios que asedian desde 2011 al gobierno de Bashar al Asad, enfrentamiento que se inició en el marco de la Primavera Árabe de ese año, pero que en Siria se enquistó y provocó una guerra civil que ha dejado cientos de miles de víctimas fatales y que además, tiene a Europa lidiando con una crisis humanitaria inédita desde la Segunda Guerra Mundial.

Rusia, además, bajo el mandato de Putin, apoyó a los rebeldes prorrusos en el este de Ucrania que en 2014 eligieron separarse del país del este de Europa. También se anexó la región de Crimea, antiguamente perteneciente a la Unión Soviética pero cedida a Ucrania.

PUB/FHA