El Estado Islámico publicó un nuevo video en el que muestra cómo entrena a los más pequeños del grupo, “jugando” a las escondidas.

Las reglas del juego consisten en que los niños deben encontrar a los prisioneros para luego ejecutarlos.

Con una duración de más de un minuto, el video grabado en la provincia Deir Ezzor en Siria muestra a los reclutas buscando a lo prisioneros en unas ruinas.

Las víctimas están con las manos atadas esperando en un sitio con poca luz, a sus verdugos que parecen no mayores de ocho años.

Antes de entrar a la “zona de juego” los reclutas se cubren con pasamontañas y pistolas para luego cumplir con su misión.

Al terminar su tarea regresan al lugar donde está su instructor y entregan el equipo al otro de sus compañeros.

En las imágenes también se aprecia como los niños estudian sobre el Corán, el libro fundamental de la religión musulmana.