El FBI difundió este viernes pasado los informes sobre su investigación del caso de los emails de Hillary Clinton cuando era secretaria de Estado. En ellos destaca una frase tanto por su recurrencia como por la liviandad de su uso: "Clinton no recuerda".

Durante la sesión de entrevistas a las que el buró de investigación estadounidense sometió a la actual candidata demócrata a la presidencia del país, Clinton respondió varias veces asegurando que no recuerda los hechos. Esto, debido a una conmoción cerebral que sufrió en 2012, mientras ejercía como secretaria de Estado, cargo que ocupó entre enero de 2009 y febrero de 2013. Esto es usado frecuentemente como argumento para atacar su estado de salud por parte del Partido Republicano.

Los asuntos que Clinton reconoció desconocer o no recordar eran principalmente los relacionados a la seguridad del servidor privado que usó para alojar su cuenta personal de correo electrónico, la que utilizó para compartir información clasificada. Para hacer esto, el protocolo gubernamental exige usar las cuentas de email que usa el gobierno de EEUU.

Además, funcionarios y asesores de Clinton aseguraron que ella era descuidada con los aparatos electrónicos que usaba. Cambiaba constantemente de equipo Blackberry y los destruía con martillos o con las manos cuando ya no les eran útiles. Esto ha dificultado las investigaciones del FBI en el tema, principalmente para saber si es que cibercriminales lograron acceder a la información que compartía Clinton.

El FBI dio por cerrado el caso en julio pasado, y si bien no declaró culpable a Clinton por algún delito, sí indicó que su actuar fue "extremadamente descuidado".

PUB/FHA