El estadounidense de origen afgano sospechoso de hacer estallar dos bombas en Nueva York y Nueva Jersey fue acusado el martes de utilización de armas de destrucción masiva, entre otros cargos, según un dictamen del fiscal Preet Bharara.

Un diario personal, escrito a mano por el joven, fue recuperado tras su arresto el lunes e incluye críticas al gobierno de Estados Unidos por la "masacre" de combatientes musulmanes en Afganistán, Siria, Irak y otras partes.

Según ha informado la cadena de televisión estadounidense CNN, Rahami escribió en su diario que "el sonido de las bombas se escuchará en las calles" y alabó al "hermano Usama bin Laden". Una denuncia presentada ante el Tribunal del Distrito de Manhattan contiene detalles del diario, que resultó dañado durante el tiroteo con la Policía que se saldó con la detención de Rahami.

Rahami también escribió que estaba preocupado ante la posibilidad de ser atrapado antes de poder llevar a cabo un ataque suicida, señaló la acusación.

Asimismo, en las últimas horas ha salido a la luz que un usuario registrado en eBay como 'Ahmed Rahimi' compró entre el 20 de junio y el 10 de agosto materiales relacionados con la fabricación de bombas. Entre ellos se encontraban productos químicos, tarjetas de circuito impreso y restos que han sido encontrados en las escenas de los ataques. La investigación apunta que Rahami llenó la olla a presión que utilizó como artefacto con un cojinete de bolas, luces de Navidad y un explosivo denominado Tannerite y utilizó un celular como detonador. Esta bomba era similar a la utilizada en los ataques durante el Maratón de Boston en 2013.

- Pasado violento -

Las indagaciones indican que el joven tenía un pasado violento y había sido investigado en 2014 por la policía federal (FBI).

"El FBI condujo revisiones en las bases de datos internas, consultas interagencias y múltiples entrevistas, ninguna de las cuales reveló vínculos con el terrorismo" dijo el organismo en un comunicado.

La policía analiza ocho bombas sin detonar recuperadas en Manhattan y Nueva Jersey, huellas digitales, ADN y un cuaderno de notas, que se dice fue hallado en poder de Rahami cuando fue detenido.

Las autoridades dijeron que no están buscando a otros sospechosos en conexión con los ataques y que no tienen razones para pensar que haya una célula terrorista activa en la región.

El diario, que tiene un agujero de bala, incluye referencias a un militante de Al Qaida encargado del reclutamiento, Anwar al Awlaki, nacido en Estados Unidos y abatido en un bombardeo norteamericano con un dron en Yemen en 2011, y a los hermanos Tsarnaev, que realizaron un atentado durante la maratón de Boston en 2013, informó CNN.

"La evaluación" de Rahami en 2014 fue iniciada por el FBI "sobre la base de palabras de su padre después de una disputa familiar, quien posteriormente notificó a las autoridades", indicó el FBI.

"El hacía el mal, acuchilló a mi hijo, golpeó a mi esposa", dijo el padre del Rahami, cuando se le preguntó por qué llamó a las autoridades para denunciar que su hijo era peligroso y presuntamente lo llamó terrorista, señalaron los reportes.

El FBI también investigará a amigos y familiares, así como sus archivos y su participación en redes sociales o sus teléfonos, dijo O'Neill a la cadena CBS.

- Correos de Pakistán -

En agosto de 2014, Rahami recibió cargos por agresión agravada y posesión ilegal de un cuchillo después de haber sido acusado de apuñalar a su hermano Nasim Rahami en una pierna.

Pasó tres meses en la cárcel pero nunca fue procesado. Dos años antes, en febrero de 2012, también fue acusado por violencia doméstica y recibió una orden restrictiva, según la corte de Elizabeth (Nueva Jersey), donde vivía.

El congresista local Albio Sires dijo por su parte que Rahami buscó su ayuda para obtener una visa para que su esposa embarazada pudiera viajar a Estados Unidos en 2014.

"Mandó un correo electrónico a mi oficina desde Pakistán, y me dijo que estaba en Pakistán desde abril de 2013 y recibimos el correo en marzo de 2014", dijo Sires a CNN.

Los medios estadounidenses reportaron que su esposa dejó Estados Unidos poco antes del ataque e hizo una escala en Emiratos Árabes Unidos.

Chris Bollwage, alcalde de la ciudad de Elizabeth señaló el lunes que "el sospechoso no estaba en el radar de los cuerpos policiales locales".

Hasta el momento no se han podido establecer conexiones de Rahami con grupos militantes como Estado Islámico o los talibanes, dijo el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

Rahami trabajaba en Elizabeth en el restaurante de sus padres, el First American Fried Chicken, y sus vecinos sabían muy poco de él.

 

PUB/IAM