El número dos del chavismo, Diosdado Cabello, demandó al diario The Wall Street Journal (WSJ) por difamación ante la justicia federal de Estados Unidos, a raíz de un artículo en el que se indicó que el político venezolano era investigado por narcotráfico.

La demanda, de ocho páginas, fue presentada con fecha del jueves en los tribunales del sur de Manhattan contra Dow Jones y News Corp, propietarios del WSJ, y se refiere a una publicación del 18 de mayo del año pasado.

En su presentación Cabello, quien fue presidente de la Asamblea Nacional de su país hasta enero pasado y actualmente es diputado, afirma que el artículo "causó y continúa causando enorme daño" a su "reputación y buen nombre", así como su "capacidad como miembro clave" del órgano legislativo venezolano.

"El artículo contiene alegaciones falsas y difamatorias de que el querellante ha estado envuelto en actividades criminales vinculadas con tráfico de drogas y lavado de dinero", indica.

El artículo del WSJ aseguraba que la fiscalía federal estadounidense investigaba a varios altos responsables venezolanos, incluyendo a Cabello, por "haber convertido al país en un centro global de tráfico de cocaína y lavado de dinero".

El periódico, que citaba una "docena de fuentes cercanas al caso", agregaba que "una unidad de élite de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) y fiscales de Nueva York y Miami" se encontraba "recabando pruebas provistas por extraficantes de cocaína, informantes que estuvieron cerca de altos funcionarios venezolanos y desertores del ejército" del país sudamericano.

El principal objetivo de la investigación era Cabello, del cual habría "extensa evidencia para justificar que es uno de los líderes, sino el líder, del cártel", de acuerdo con una fuente del Departamento de Justicia estadounidense citada por WSJ.

La demanda de Cabello ante la justicia federal estadounidense menciona "daños económicos sustanciales" y pide compensación monetaria no precisada.

Cabello ya había introducido el año pasado una demanda contra tres medios de comunicación venezolanos por difundir una información que lo vinculaba a una supuesta red de narcotráfico.

En enero de 2015, medios de prensa venezolanos, incluidos los tres demandados, publicaron versiones de que Leamsy Salazar, un exjefe de seguridad de Cabello y del fallecido presidente Hugo Chávez, huyó a Estados Unidos y denunció la supuesta existencia de un cártel de narcotraficantes al que presuntamente pertenecía Cabello.

 

PUB/IAM