El presidente de EEUU, Barack Obama, aseguró hoy en la ceremonia de homenaje por los cinco policías asesinados en Dallas que los estadounidenses no están "tan divididos como parece" por lo que deben "rechazar esa desesperación".

"Estoy aquí para insistir en que no estamos tan divididos como parece. Estoy aquí para decir que debemos rechazar esa desesperación", afirmó Obama al inicio de su discurso en homenaje a los cinco agentes asesinados el pasado jueves, una matanza que ha agitado las tensiones raciales en el país junto con los recientes casos de abusos policiales contra afroamericanos.

El ex presidente estadounidense George W. Bush señaló que los cinco agentes fallecidos en la matanza de Dallas la semana pasada son "una poderosa inspiración" para el resto del país, e hizo un llamado a "la unidad de esperanza".

"Su valentía es nuestra protección (...). Es una poderosa inspiración para el resto del país", afirmó Bush, residente del área de Dallas, en una ceremonia multiconfesional de homenaje a los cinco agentes muertos el pasado jueves que se celebra en la ciudad tejana.

"Hoy, la nación está de luto, pero aquellos que consideramos Dallas nuestra casa hemos perdido cinco miembros de nuestra familia", agregó el cuadragésimo tercer presidente estadounidense.

La matanza del jueves ha agitado las tensiones raciales en EEUU junto con los recientes casos de abusos policiales contra ciudadanos negros.

"No queremos la unidad del dolor, ni la unidad del miedo. Queremos la unidad de la esperanza", apuntó Bush, en una de sus escasas apariciones públicas desde que abandonó la Casa Blanca en 2009.

El ex mandatario participó en la ceremonia de recuerdo de los cinco policías asesinados en la matanza del pasado jueves durante una protesta contra la violencia policial hacia las minorías (especialmente la afroamericana), junto con su esposa, Laura.

Noticia en desarrollo...