El presidente Barack Obama dio todo de sí el jueves en una inspirada intervención de campaña, en la que infundió entusiasmo a los demócratas de Florida para animarlos a salir, votar y darle a Hillary Clinton la posibilidad de tomar su relevo.

Aprovechando sus altos índices de aprobación, Obama desplegó todo el talento discursivo que lo llevó a la Casa Blanca para apoyar a su aspirante a sucederlo, a quien alguna vez describió como "bastante simpática".

Persuadiendo y reprendiendo a su público a la vez, mientras se apoyaba sobre el podio o lo golpeaba con los puños, Obama intentó inyectar energía y optimismo en la tóxica y polarizada carrera entre el republicano Donald Trump y su rival demócrata.

El presidente subrayó que los votantes del país todavía están a tiempo de "mover la historia en la dirección correcta" en las elecciones del día 8 con su voto por la demócrata Hillary Clinton.

"Hillary nos llevará hacia adelante si le damos la oportunidad", dijo Obama en la sede en Miami de la Florida International University (FIU), abarrotada de jóvenes que le interrumpieron con ovaciones y gritos de júbilo en numerosas ocasiones.

En un escenario dominado por la frase "I'm with her" (Estoy con ella), Obama se esforzó en convertir su propia popularidad en entusiasmo por estas elecciones y por Clinton, de quien dijo que le ha hecho "mejor presidente" y a quien presentó como quien puede continuar su trabajo.

"Tenemos trabajo que hacer para finalizar lo que empezamos hace ocho años", dijo Obama, quien se mostró seductor y bromista con su audiencia, pero a la vez no perdió la oportunidad de señalar que hay tiempo todavía para hacer la elección correcta.

El Partido Demócrata del estado pendular de Florida -apodado así porque en ocasiones se decanta por un partido y a veces por otro- cuenta principalmente con el voto de los jóvenes, los hispanos y la comunidad negra.

Pero como entre esos grupos de votantes suele primar la abstención, la campaña demócrata se centra -cuando quedan cinco días para las elecciones- en convencer a sus electores de la necesidad de concurrir a votar, y en lo posible hacerlo esta semana para evitar largas colas el martes próximo.

Para ello, Obama dijo que sus logros en la Casa Blanca fueron en realidad logros de sus votantes.

"Es gracias a ustedes que 20 millones de personas tienen un seguro de salud que antes no tenían", dijo. "Es gracias a ustedes que hicimos este progreso".

"No les pido que crean en la posibilidad de Hillary de cambiar las cosas. Les pido que crean en la posibilidad que ustedes mismos tienen de cambiar las cosas". "Hillary Clinton podrá progresar sólo si ustedes le dan esta oportunidad".

Además, Obama fue cáustico y despectivo cuando habló de Trump, quien también está haciendo campaña este jueves en Florida, un estado clave que el magnate republicano necesita ganar si quiere llegar a la presidencia.

"Cualquiera que se moleste por un episodio de 'Saturday Night Live', no es alguien a quien ustedes quieren a cargo de las armas nucleares. Lo digo en serio", afirmó Obama.

Se refería a los comentarios desdeñosos que hizo Trump sobre este programa humorístico luego de que se difundiera una parodia de uno de los debates presidenciales, donde el actor Alec Baldwin interpretó al candidato republicano.

"Este es un hombre que tuitea que deberían cancelar 'Saturday Night Live' y que no quiere que Alec Baldwin lo imite. ¿En serio?".

En un mitin momentos después, Trump cuestionó a Obama por perder el tiempo fuera de su oficina.

"¿Por qué (Obama) no se va a la Casa Blanca y se ocupa de devolvernos los puestos de trabajo y ayudar a los veteranos?", dijo a sus seguidores.

 

PUB/IAM