El presidente Barack Obama anunció la prohibición del confinamiento solitario de menores en las prisiones federales de Estados Unidos, citando el "desgarrador" caso de un adolescente que estudo aislado dos años tras robar una mochila y después se suicidó.

Obama, quien al final de su mandato está intentando reformar el sobrepoblado y oneroso sistema correccional de Estados Unidos, desea reducir el número de presos, frenar el uso del confinamiento solitario y acabar con las sentencias mínimas de cumplimiento obligatorio.

En un artículo de opinión en la edición de este martes de The Washington Post, el presidente dijo que colocar a menores presos en confinamiento solitario se usa con demasiada frecuencia y puede tener terribles efectos sicológicos.

El mandatario anunció además acciones ejecutivas que prohibirán que los responsables de las correccionales aíslen a presos por "infracciones de bajo nivel".

Las reformas involucran a unos 10.000 reclusos y Obama dijo que espera que  sirvan de modelo a los estados del país para repensar sus normas.

"¿Cómo podemos someter a presos a innecesarios confinamientos solitarios, conociendo sus efectos, y después esperar que ellos retornen a nuestras comunidades como personas plenas", escribió el presidente.

"Eso no nos hace más seguros. Es una afrenta a nuestra humanidad común", añadió.

En su artículo de opinión Obama mencionó el caso de Kalief Browder, quien en 2010, cuando tenía 16 años, fue acusado de robar una mochila y enviado al tristemente célebre complejo carcelario de Rikers Island en Nueva York a la espera de ser juzgado.

"Según los informes, el soportó una violencia incalificable a manos de otros presos y guardias, y pasó casi dos años en confinamiento solitario", indicó Obama.

Browder fue liberado en 2013 sin haber sido juzgado, pero tuvo que lidiar con el trauma de haber estado solo durante 23 horas al día. Se suicidó a los 22 años de edad.

- "Cambios radicales" -

"El confinamiento solitario ganó popularidad en Estados Unidos a comienzos del siglo XIX y la racionalidad de su uso ha variado en el tiempo", escribió Obama.

"Hoy es crecientemente sobre usada en gente como Kalief, con desgarradores resultados", afirmó.

Según Obama, unas 100.000 personas permanecen en confinamiento solitario en las cárceles estadounidenses, incluidos menores de edad y enfermos mentales.

Obama hizo el anuncio después de que el Departamento de Justicia completara una revisión del uso del confinamiento solitario en las prisiones federales.

Casi una cuarta parte de la población carcelaria del planeta está en prisiones estadounidenses, aunque Estados Unidos tiene menos del 5% de la población mundial.

Los negros y los hispanos representan el 60% de la población carcelaria en Estados Unidos.

Con estos "cambios radicales" Obama "ha agregado todo el peso" del gobierno estadounidense "al movimiento para poner fin a la adicción en nuestras cárceles y prisiones al confinamiento solitario y su crueldad", dijo David Fathi, dirigente de la American Civil Liberties Union (ACLU), la principal organización de derechos civiles del país.

"Hemos perdido demasiado con un castigo que nos daña a todos", añadió Fathi en un comunicado.

 

PUB/IAM