El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró que el terrorismo yihadista supone "una afrenta a toda la humanidad", tras el ataque ocurrido este jueves en Niza (Francia), que dejó más de 80 muertos.

"Vamos a ganar esta lucha manteniéndonos fieles a nuestros valores: el pluralismo, el Estado de Derecho, la diversidad, las libertades, como la libertad de religión", aseguró Obama, quien reiteró sus condolencias y su apoyo al pueblo francés, en una declaración hecha desde la Casa Blanca.

"Hemos venido aquí con el corazón más pesado de lo normal. Durante la noche en Niza, fuimos testigos de otro ataque, un ataque atroz a la libertad y la paz que apreciamos. Nuestros corazones están con el pueblo de Francia y con todos los hombres y mujeres inocentes y tantos niños que resultaron heridos o muertos en este ataque nauseabundo", afirmó el presidente.

Además, Obama tildó de "repugnante" la idea de someter a escrutinio a los musulmanes dentro del país por sus creencias, como algunos republicanos han sugerido a raíz del incremento de los ataques yihadistas alrededor del mundo.

El magnate Donald Trump, aspirante republicano a la Presidencia, ha propuesto en varias ocasiones prohibir la entrada a los musulmanes a suelo estadounidense, mientras que esta semana, el expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich propuso investigar a aquellos que sigan de manera estricta "la sharia" (ley islámica).

"Acabaremos con estas ideologías -islamismo radical- ofreciendo una mejor visión, de desarrollo y progreso económico" para vencer al extremismo, apuntó Obama.

Las autoridades francesas aseguraron hoy que el ataque, ocurrido durante la celebración del Día Nacional de Francia en Niza, "se corresponde" con los llamamientos de grupos yihadistas aunque aún no ha sido reivindicado por ninguna organización.

A este respecto, Obama advirtió del daño que puede causar un solo individuo, como ha ocurrido en este caso, en el que él autor arremetió con un camión de grandes dimensiones contra una multitud que aguardaba para ver los fuegos artificiales en una avenida céntrica.

El mandatario se refirió también a los recientes ataques en Turquía, Irak, Bangladesh y Arabia Saudí, naciones -la mayoría de ellas- que forman parte de la coalición internacional que lucha contra el Estado Islámico: "No vamos a ceder", insistió.

"No podemos ceder ante el miedo o atacarnos entre nosotros o sacrificar nuestra forma de vida. Eso es exactamente lo que estos terroristas quieren", reiteró Obama.

PUB/CM