La invasión de una importante facción militar aliada a la ciudad iraquí de Mosul, al norte del país, promete ser corta pero intensa. Estados Unidos ha sumado 600 soldados de infantería al ejército de la Otan, quienes unidos a las tropas iraquíes y los peshmergas kurdos pretenden arrebatarle la ciudad petrolera al Estado Islámico.

La ofensiva por la ciudad será a gran escala. Las tropas terrestres recibirán apoyo logístico aéreo que destruirá las posiciones estratégicas de los yihadistas para limpiarles el camino. Los francotiradores son clave en escenarios urbanos, y en esta batalla jugarán el mismo rol.

Estas estrategias se han perfeccionado durante todo el siglo XX, periodo en el que se llevaron a cabo las más importantes batallas urbanas modernas. Estas son algunas de ellas.

Stalingrado, Segunda Guerra Mundial 
La batalla de Stalingrado, entre las tropas de la Alemania nazi y el Ejército Rojo, duró casi seis meses y es considerada la batalla más sangrienta en la historia de la humanidad. Se estima que el total de número de muertos supera los dos millones.

La ciudad era clave para las pretensiones de Adolf Hitler, ya que era el asentamiento urbano más grande cercano a la región del Cáucaso, abundante en pozos pretolíferos. Los nazis se vieron en la obligación de expandirse hacia el corredor caucásico, debido a que estaban perdiendo independencia energética, factor clave para la movilización de su ejército. 

El Ejército Rojo resistió a los bombardeos de la Luftwaffe y al avance de la infantería alemana. El río Volga, que divide la ciudad, fue infranqueable para los nazis. Los guerrilleros urbanos soviéticos resistieron a todo intento de cruce, hasta que en noviembre de 1942 los soviéticos lograron aislar al Sexto Ejército Alemán. La rendición llegó en febrero, contra las órdenes de Hitler.

La batalla significó el inicio de la retirada de los nazis, siendo el punto de inflexión de la Segunda Guerra Mundial en Europa.

Berlín, Segunda Guerra Mundial
Fue la última gran batalla, comenzada el 20 de abril de 1945, y que implicó además la carrera entre soviéticos y estadounidenses por ser los primeros en controlar la ciudad. El Ejército Rojo fue el que inició la ofensiva, y fue ante quienes los alemanes se rindieron.

La ciudad quedó completamente destruida, y la batalla significó para los soviéticos unas 400.000 bajas. El fanatismo de los nazis les llevó a una lucha despiadada, siendo utilizadas para la defensa de la ciudad las Juventudes Hitlerianas.

La rendición llegó una semana después del suicidio de Adolf Hitler, el 30 de abril de 1945.

Batalla de Manila, Segunda Guerra Mundial
La batalla que se produjo en la capital de Filipinas, entre el ejército estadounidense del general Douglas McArthur y las fuerzas imperiales japonesas, significó la destrucción total de la ciudad. Duró un mes y es considerado uno de los peores combates urbanos de la Guerra del Pacífico entre Estados Unidos y Japón.

El comandante japonés Ibawuchi Sanji utilizó las posiciones favorables que entregaba la organización de la ciudad y plantó minas antipersonales, alambradas y trincheras. Esto significó que la resistencia japonesa durase más de un mes. 

Es considerada una victoria clave para el general McArthur, ya que le significó el control de las islas del Pacífico sur.

Batallas de Grozni, Chechenia
Fueron dos veces las que el ejército ruso invadió la capital de Chechenia, Grozny, a fines de la década del 90. La primera vez, los rusos entraron en Grozni en diciembre de 1994 para sacar del gobierno al separatista Dzhojar Dudáyec. La resistencia chechena desmoralizó a las tropas rusas, quienes tuvieron que reorganizar su táctica para poder controlar la ciudad. Los bombardeos ejecutados por los rusos son considerados los más duros en suelo europeo desde la Segunda Guerra Mundial.

Aún así, finalmente las fuerzas separatistas chechenas del gobierno de Dzhojar Dudáyev, reconquistaron la ciudad en agosto de 1996.

Los rusos volvieron a la carga en octubre de 1999. El envío de tropas fue mucho mayor, y el ejército ruso se preparó mucho mejor para no repetir la experiencia de la primera invasión. Rusia bombardeó con artillería pesada la ciudad, y puso a sus divisiones blindadas a disposición para bloquear una huída de los separatistas chechenos. Así, pequeños grupos de infantería, entrenados en guerra urbana, entrarían a la ciudad y acabarían con los rebeldes.

Para febrero del 2000, los rebeldes habían logrado escapar, dejándole la ciudad a los rusos de Vladimir Putin. Las Naciones Unidas han denunciado al ejército ruso por violaciones a los derechos humanos y crímenes de guerra cometidos durante la invasión.

Segunda batalla de Faluya, Irak
Para las tropas estadounidenses, la Segunda batalla de Faluya librada entre noviembre y diciembre de 2004 ha sido la más dura desde la Guerra de Vietnam. Los llevados a cabo a principios de noviembre son considerados los más sangrientos de toda la guerra de Irak.

La invasión de la ciudad se originó luego que de un grupo insurgente matara, quemara y exhibiera los cuerpos de cuatro contratistas militares estadounidenses. Las imágenes dieron la vuelta al mundo. La resistencia con la que se encontraron estaba compuesta por alrededor de 5.000 hombres.

La batalla se libró casa por casa, edifico por edificio, y causó polémica por los informes de distintos medios de comunicación contra el actuar de las tropas de Estados Unidos, que perdieron 95 soldados. 

PUB/FHA