Funcionarios penitenciarios venezolanos, entre ellos siete mujeres, se encuentran retenidos hace "más de cuatro días" en una cárcel de Uribana, en el estado de Lara (noroeste), denunció hoy el director del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), Humberto Prado.

"Un mensaje a los internos de Uribana que tienen más de cuatro días con un grupo de funcionarios retenidos, entre ellos siete damas, y que esperan conversar con la ministra (del Servicio Penitenciario, Iris) Varela: esta no es la forma de protestar", pidió el titular de la principal organización no gubernamental (ONG) venezolana de defensa a los derechos de los reclusos.

El despacho de Varela no ha informado del asunto y Prado le recomendó, en declaraciones a la emisora caraqueña Unión Radio, que viaje de inmediato a Uribana y conozca las peticiones de los presos.

"Los problemas no son los presos sino las autoridades que no comprenden que deben ser educadores" y que "están acostumbradas al maltrato y creen que tratar a los internos como seres humanos es un privilegio", remarcó Prado.

El activista dijo que la retención de un número no precisado de funcionarios penitenciarios se produjo luego de que el martes pasado se registrara en esa cárcel "una situación irregular", que dejó cinco muertos y 57 lesionados, según informó entonces la Fiscalía General.

En un comunicado, el Ministerio Público indicó que designó a dos fiscales para que dirijan la investigación "por la muerte de cinco hombres (cuatro presos y un custodio) y 57 personas lesionadas, hecho ocurrido durante una situación irregular registrada este martes 15 de marzo en el Centro Penitenciario Fénix" de Uribana.

De acuerdo con la información de la Fiscalía "los internos habrían intentado tomar como rehén al director del centro penitenciario cuando realizaba un recorrido por un área del recinto", acción que devino en una "situación de violencia".

"La ministra Varela debe hacer acto de presencia en Lara y hablar con los internos" que padecen un sistema penitenciario "medieval", aunque ante ello no deben reaccionar reteniendo a funcionarios, porque "esa es una forma totalmente equivocada; no es la forma de reclamar derechos", remarcó Prado.

PUB/FHA