El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, se mostró hoy "extremadamente preocupado" por el conflicto en el este de Turquía entre fuerzas gubernamentales y guerrillas kurdas, y por el deterioro del respeto a los derechos humanos.

"Reconozco totalmente los desafíos que enfrenta Turquía con el terrorismo, sin embargo es esencial que los derechos humanos se respeten en todo momento mientras se llevan a cabo operaciones antiterroristas", afirmó Zeid ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Zeid recordó que los enfrentamientos han provocado la muerte de cientos de personas y un "desplazamiento significativo".

"Hay que ejercer la mayor vigilancia para que los civiles no sean víctimas de fuego cruzado, incluyendo mujeres, niños, ancianos y personas con discapacidades", subrayó.

El alto comisionado denunció que la confiscación del diario Zaman es "el último de una serie de desarrollos muy preocupantes con respecto a la libertad de prensa y a la libertad de expresión".

Y advirtió que él y su equipo vigilarán el respeto de estos derechos fundamentales.

El Gobierno de Turquía puso el pasado 4 de marzo bajo su control el diario Zaman, el más grande del país eurasiático, crítico con el poder y cercano al predicador Fetullah Gülen, acusado de terrorismo por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

PUB/FHA