El padre del joven de 18 años que el viernes mató a nueve personas en un centro comercial de Múnich alertó a la policía tras reconocer a su hijo en uno de los primeros vídeos que comenzaron a circular en internet sobre la matanza.

Según informó en rueda de prensa el presidente de la Oficina de Investigación Criminal de Baviera, Robert Heimberger, el padre se dirigió a una comisaría de policía para informar de sus sospechas.

El vídeo en el que le reconoció fue ampliamente difundido en la tarde del viernes por las redes sociales y los medios de comunicación y en él se ve al joven salir de un restaurante de comida rápida y comenzar a disparar a los viandantes.

Los padres del joven se encuentran conmocionados y todavía no han podido ser interrogados por la policía.

La policía ha confirmado la autenticidad de otro de los vídeos más difundidos, en el que el joven aparece sobre la azotea de un aparcamiento e intercambia gritos con un vecino que le graba desde un balcón.

Según la investigación, fue grabado al final del ataque y después no se registraron más víctimas.

El sonido del vídeo no es bueno y, según la transcripción realizada por el diario "Süddeutsche Zeitung", el joven se define como alemán, de un barrio de Hartz IV (con alto porcentaje de receptores de ayuda social) y grita: "Por vosotros he sufrido 'mobbing' (acoso) durante siete años; tuve que comprarme un arma y mataros a todos".

Heridos graves

Las autoridades bávaras informaron hoy de que tres de los 35 heridos del tiroteo de Múnich, que causó nueve muertos además del autor de la masacre, se encuentran en estado crítico.

De los 35 heridos, diez tienen heridas de gravedad y cuatro heridas de bala.

Los restantes sufrieron lesiones derivadas de las reacciones de pánico que generó el tiroteo, perpetrado por un joven germano-iraní, de 18 años.

El ataque mantuvo en vilo a Alemania durante la noche del viernes y durante horas se creyó que los autores de la matanza habían sido tres hombres con armas largas y que dos ellos habían huido, por lo que se temía que se tratara de una acción terrorista a la que podían seguir otras.

Después se determinó que el autor de la matanza, identificado como David S., actuó en solitario y se suicidó.

PUB/NL