• "Panamá Papers": ¿Qué es y por qué tiene temblando a los líderes mundiales?

Una masiva filtración de 11,5 millones de documentos ha dejado al descubierto la relación de importantes figuras mundiales —desde empresarios a políticos, pasando por deportistas o personas de primer nivel ligadas a la cultura— con el despacho de abogados panameño Mossack Fonseca.

Entre los salpicados por el Panamá Papers, hay 74 líderes mundiales, además de cientos de políticos, familiares y socios de estos.

En América Latina, se destaca el presidente de la cámara de diputados de Brasil, Eduardo Cunha, uno de los cientos de funcionarios investigados en ese país por el escándalo de corrupción conocido como Lava Jato.También se encuentran los ex presidentes argentinos Néstor y Cristina Kirchner y el mandatario mexicano Enrique Peña Nieto.

1-Vladímir Putin. Aunque el nombre del presidente ruso no sale en los documentos, según el análisis de los datos, los amigos del mandatario, beneficiarios de contratos y concesiones públicas que no habrían sido posibles sin su amparo, establecieron una red de sociedades offshore (cuyos titulares quedan ocultos) por valor aproximado de 2.000 millones de dólares (1.760 millones de euros). Entre los allegados del mandatario ruso destaca el nombre de Sergei Roldugin, su mejor amigo, quien le presentó a su esposa y padrino de su hija mayor. La elección de esta persona parece evidente: de la máxima confianza de Putin y sin perfil económico marcado: es músico profesional y apenas se ha involucrado en actividades empresariales. El gobierno ruso ha acusado a ICIJ de lanzar un "engañoso ataque informativo".

2-Sigmundur David Gunnlaugsson. El primer ministro islandés y su mujer utilizaron una firma offshore —Wintris Inc.— para ocultar millones de dólares en inversiones en tres grandes bancos durante la crisis financiera. El propio implicado, jefe del Ejecutivo islandés desde mediados de 2013, ha negado cualquier mala práctica. Esta misma semana tendrá que enfrentarse a una cuestión de confianza parlamentaria.

3-Mauricio Macri. El presidente argentino formó parte, junto con su padre y uno de sus hermanos, del consejo de administración de una sociedad offshore con sede en Bahamas denominada Fleg Trading. La firma estuvo activa hasta 2009, cuando Macri ocupaba la jefatura del Gobierno de Buenos Aires, pero se desconoce si el hoy presidente de la República Argentina ya había abandonado su cargo con anterioridad. El mandatario ha salido al paso de la información al asegurar que nunca participó en el capital de Fleg Trading. "Dicha sociedad estuvo vinculada al grupo empresarial familiar, de ahí que el señor Macri fuera ocasionalmente designado como consejero", ha aclarado la presidencia argentina en una nota.

4-Cristina Fernández. El matrimonio presidencial Kirchner Fernández implicado por medio de un hombre de confianza: Daniel Muñoz. Muñoz y su esposa estaban vinculados a Gold Black, una sociedad constituida en las Islas Vírgenes Británicas en 2010 para invertir en el sector inmobiliario de EE.UU.

5-Petro Poroshenko. El multimillonario y presidente ucraniano es desde el verano de 2014 único accionista de la firma Prime Asset Partners, radicada también en las Islas Vírgenes Británicas.

6-Enrique Peña Nieto. Relacionado con Juan Armando Hinojosa, llamado “el contratista favorito” del presidente de México, Enrique Peña Nieto. Mossack Fonseca ayudó a Hinojosa a crear tres fideicomisos para quedarse con alrededor de 100 millones de dólares hasta entonces depositados en varias cuentas bancarias.

7- Bashar Assad. Presidente sirio. Relacionado con sus primos, los hermanos Rami y Hafez Makhlouf, quienes hicieron una fortuna explotando los lazos familiares con el Presidente. Fundaron empresas de telecomunicaciones en paraísos fiscales. En Islas Vírgenes los investigan por blanqueo de dinero.

8.Hosni Mubarack. Relacionado por medio de su hijo Alaa Mubarak, quien era dueño de la sociedad de las Islas Vírgenes Británicas Pan World Investments Inc., gestionada por Credit Suisse. En 2011, las autoridades de las Islas Vírgenes Británicas ordenaron a Mossack Fonseca congelar los activos de Pan World.

 

 

PUB/IAM