El presidente François Hollande y la canciller Angela Merkel se reunieron este jueves en Metz (nordeste de Francia) para presidir el 18º Consejo de Ministros franco-alemán, en cuya agenda figuran los "Panama papers", la crisis de los refugiados, la lucha contra el terrorismo y la reactivación económica.

En esta reunión ministerial bilateral, que se realiza dos veces por año alternativamente en los dos países, Hollande y Merkel están rodeados de unos quince miembros de sus respectivos gobiernos.

Antes de comenzar el Consejo, los dos mandatarios participaron en un "café del mundo" que reunió a jóvenes de los dos países y de todos los medios sociales, incluyendo inmigrantes.

El ministro de Exteriores francés Jean-Marc Ayrault y la ministra-presidenta de la región de Sarre, Annegret Kramp-Karrenbauer, les presentarán después formalmente su informe sobre la integración de inmigrantes en las dos sociedades.

Después de un almuerzo que reunirá a los dos ejecutivos, Hollande y Merkel darán una conferencia de prensa conjunta.

En el temario del Consejo de Ministros conjunto será tema dominante el escándalo de los Panama Papers, que "demuestra que no hemos terminado con la evasión fiscal", se reconoció en París la víspera de la reunión.

 

PUB/IAM