El papa Francisco pidió este domingo castigar "severamente" a los autores de abusos sexuales a menores y pidió poner fin a lo que calificó de "tragedia".

"¡Esto es una tragedia! No debemos tolerar los abusos contra los menores", dijo durante el tradicional rezo dominical del Ángelus ante los fieles reunidos en la plaza de San Pedro en el Vaticano.

"Debemos defender a los menores y debemos castigar severamente a los abusadores", afirmó Jorge Bergoglio, que felicitó a los miembros de la asociación Meter que luchan contra los abusos a menores y que se encontraban este domingo en la plaza.

Desde que se convirtió en papa hace tres años, Francisco ha pedido en varias ocasiones luchar contra la pedofilia, aunque según las asociaciones de víctimas el Vaticano sigue ocultando muchos casos de abusos dentro de la iglesia.

Reconciliación

Por otra parte, el líder de la Iglesia Católica  invitó el sábado a militares y policías, miles de los cuales acudieron a la plaza de San Pedro del Vaticano, a actuar como "instrumentos de reconciliación".

"Sed instrumentos de reconciliación, constructores de puentes y sembradores de paz", declaró Jorge Bergoglio durante esta audiencia especial dedicada a las fuerzas armadas y de seguridad, enmarcada en el Jubileo.

"Estáis llamados a prevenir, gestionar o poner fin a los conflictos, pero también a contribuir a la construcción de un orden fundado en la verdad, en justicia, en el amor y la libertad", agregó el papa argentino ante policías y soldados de uniforme, llegados para escuchar al papa durante el Jubileo de la Misericordia.

Las audiencias del papa tienen lugar cada miércoles en la plaza de San Pedro pero algunas, dedicadas a diferentes categorías de personas, se celebran el sábado en el marco del Jubileo o Año Santo, que finalizará en noviembre y que en esta ocasión está dedicado a la misericordia.

PUB/NL