Francisco instó a Irán a jugar "un papel importante" en Medio Oriente para "promover soluciones políticas adecuadas" en la región que detengan "la propagación del terrorismo y el tráfico de armas", indicó este martes en un comunicado la Santa Sede.

El pedido del papa fue realizado al presidente de Irán, Hasan Rohani, durante un encuentro privado de 40 minutos en el Vaticano celebrado en el marco de la primera visita a Europa en 17 años de un mandatario iraní.

Durante el encuentro, los dos mandatarios resaltaron la "importancia del diálogo interreligioso", así como la responsabilidad que tienen las comunidades religiosas "en la promoción de la reconciliación, de la tolerancia y la paz", indica la nota del Vaticano.

También destacaron "los valores comunes espirituales" y el "buen estado de las relaciones entre la Santa Sede y la República Islámica de Irán", resume el comunicado.

El Presidente de la República Islámica de Irán llegó acompañado al Vaticano por una delegación de 12 personas, entre ellos el canciller, Javad Zarif.

Rohani y Zarif se reunieron también con el Secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, y el ministro de Relaciones Exteriores vaticano, el arzobispo Paul Gallagher.

Rohani, clérigo chiita, es el segundo presidente de Irán que es recibido por un pontífice tras el encuentro en 1999 entre el presidente Mohamad Jatami y el papa Juan Pablo II.

 

PUB/IAM