El italiano Armin Schmieder era un fanático del salto base, un tipo de paracaidismo que consiste en lanzarse al vacío desde un objeto fijo, los cuales puede ser un edificio, una antena, un puente o un acantilado.

El joven de 28 años decidió saltar desde el Alpschelehubel, una montaña de 2.248 metros en la capital suiza de Berna. Y para recordar la experiencia y compartirla con el resto, utilizó Facebook Live para transmitir su proeza, pero finalmente terminó registrando su propia muerte.

"¡Hoy todos a volar conmigo! Pero sólo lo escucharán. Los meto en mi bolsillo (refiriéndose a que iba a saltar con su smartphone en el bolsillo del pantalón). Ciao", indicó en el inicio de la grabación.

En el video, se escucha primero algunas palabras del hombre, lo cual después varía al sonido del silencio, a un grito y por último, a ruido de golpes, como si se estuviera estrellando contra rocas.

"Tuvo problemas por causas de momento desconocidas". Eso fue anunciado por las autoridades tras confirmarse el deceso de Schmieder, lo cual es materia de investigación.

Cabe mencionar que en el último mes son tres las personas que han fallecido practicando la modalidad de salto base en el mundo.

PUB/CM