Desde hace un par de semanas que las crecidas del río Asunción han ido inundando los barrios más pobres, ubicados a la rivera del río, en la capital homónima de Paraguay. Es por esto que el Gobierno de Chile ha ofrecido ayuda humanitaria al gobierno paraguayo.

El canciller guaraní, Eladio Loizaga, dijo hoy que su Gobierno ha aceptado la colaboración ofrecida por Chile para mitigar las consecuencias de las inundaciones, que afectan a unas 100.000 personas en Asunción, y agradeció esa muestra de apoyo "en este momento tan difícil para nuestros compatriotas",

"Es una muestra muy importante de solidaridad de un Gobierno y de un pueblo, como el de Chile, que cada día está mucho más cerca de nosotros", comentó Loizaga.

Añadió que el sábado recibió la llamada del canciller chileno, Heraldo Muñoz, quien en nombre de la presidenta Michelle Bachelet le ofreció la colaboración necesaria para atender a los damnificados.

Loizaga explicó que en una posterior conversación telefónica con Muñoz acordaron "hacer un listado de nuestras necesidades e ir pasando las mismas al Gobierno chileno para activar la provisión rápida de la donación".

La cifra de evacuados por las crecidas del río Paraguay a su paso por Asunción asciende a 100.000 personas, mientras que hay cerca de 10.000 desplazados en el sureño departamento de Ñeembucú, adonde hoy viajó el presidente paraguayo, Horacio Cartes, para conocer de cerca la situación.

PUB/FHA