El Parlamento Panafricano (PAP), órgano consultivo de la Unión Africana, ha lanzado junto a Naciones Unidas una iniciativa continental para prohibir la mutilación genital femenina, una práctica muy extendida en algunos países de África, informaron hoy a EFE fuentes del PAP.

El acuerdo fue alcanzado esta semana sede del PAP en la localidad sudafricana de Midrand, y tiene como objetivo identificar acciones que aceleren la eliminación de la ablación y de los matrimonios infantiles.

Desde la institución esperan que la iniciativa conjunta lleve a más países a prohibir esta práctica cultural condenada por Naciones Unidas y otros organismos internacionales.

Gambia y Nigeria han sido los dos últimos en sumarse a las medidas sancionadoras contra la mutilación genital femenina, al aprobar en 2015 leyes que la prohíben.

Según datos de Naciones Unidas, la ablación está perseguida legalmente en más de 20 países de los 54 que forman el continente.

Como parte de sus esfuerzos para acabar con la ablación en África, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) ha formado a más de 100.000 especialistas sanitarios para atender a las víctimas de las mutilaciones.

Las niñas que no son sometidas a la ablación se enfrentan en las sociedades en que se practica al ostracismo y el estigma social.

Se estima que unas 200 millones de mujeres y niñas en todo -mayoritariamente en el África subsahariana y en países árabes- el mundo han sufrido la ablación.

En países como Somalia, Sudán, Egipto o Mali más del 80 por ciento de la población femenina de entre 15 y 49 años ha sufrido mutilación genital.

 

PUB/IAM