El economista Pedro Pablo Kuczynski tomó hoy posesión como nuevo presidente de Perú en una ceremonia en el Congreso a la que asistieron seis mandatarios latinoamericanos y el rey emérito Juan Carlos de España.

La presidenta del Parlamento, la fujimorista Luz Salgado, fue la encargada de imponer la banda presidencial a Kuczynski, de 77 años, en un acto al que no asistió el mandatario saliente, Ollanta Humala.

Tras jurar como presidente de Perú para el período 2016-2021, Kuczynski, de 77 años, dio su primer mensaje a la nación, en el que expresó su compromiso total en la lucha contra la corrupción y aseguró que no tendrá miramientos para combatirla.

Kuczynski destacó que la lucha contra la corrupción será uno de los pilares de su gestión para Perú sea un país más moderno, justo, equitativo e igualitario durante los cinco años que tendrá su mandato.

"Para lograrlo necesitamos un presidente comprometido totalmente en la lucha contra la corrupción. Sepan todos que en eso no tendré miramientos, quien falle acabará ante la justicia, la cual debe ser profundamente reformada", señaló Kuczynski.

El gobernante peruano anunció la creación de "una autoridad especial dedicada a luchar contra la corrupción con toda la independencia y autonomía necesaria", y consideró "indispensable" que el resto de la sociedad se comprometa con esa política para que denuncie los delitos relacionados con la corrupción.

A la ceremonia asistieron el rey Juan Carlos de España, y los presidentes de Paraguay, Horacio Cartes; Argentina, Mauricio Macri; México, Enrique Peña Nieto; Chile, Michelle Bachelet; Ecuador, Rafael Correa; y Colombia, Juan Manuel Santos.

También estuvieron presentes el canciller de Brasil, José Serra, y los vicepresidentes de Bolivia, Uruguay, Guatemala, El Salvador y Nicaragua.

En una de las elecciones más reñidas de las últimas décadas en Perú, Kuczynski ganó en la segunda vuelta celebrada el pasado mes de junio a su rival Keiko Fujimori, hija del encarcelado ex presidente Alberto Fujimori.

 

PUB/IAM