El gobernador de Indiana, Mike Pence, aceptó este miércoles la investidura del Partido Republicano como candidato a la vicepresidencia en los comicios de noviembre próximo, durante un discurso que se transformó en uno de los momentos más esperados de la convención que esa colectividad realiza en Cleveland (Ohio).

Antiaborto y antigay, pero poco conocido a escala nacional en Estados Unidos, el político conservador fue elegido la semana pasada por Donald Trump como su compañero de fórmula, en su apuesta por vencer a la demócrata Hillary Clinton.

Si bien Pence reconoció sus diferencias con el "estilo colorido y lleno de carisma" de Trump, reveló que cuando el magnate le ofreció la candidatura, "lo acepté en un santiamén".

El martes los republicanos designaron por aclamación, como manda la tradición, al millonario como su candidato a las elecciones presidenciales, y su confirmado compañero de fórmula no le ahorró elogios.

"Ustedes han elegido para presidente a un hombre (Trump) que nunca se rinde, que nunca decepciona, un luchador, un ganador", dijo el gobernador en la tercera noche del encuentro organizado por el "partido del elefante".

"Hasta ahora lo ha hecho todo por su cuenta, contra todo pronóstico, pero esta semana, este partido unido lo respalda y el 8 de noviembre sé que vamos a elegir a Donald Trump como el 45º presidente de Estados Unidos", añadió el gobernador.