En una respuesta salvaje a los ataques sobre sus combatientes en el norte de Irak, el Estado Islámico colocó el martes un video que muestra la decapitación de un fotorreportero estadounidense y amenaza con ejecutar a un segundo prisionero de Estados Unidos si el presidente Barack Obama no pone fin a los ataques.

El video, colocado en YouTube y distribuido a otros medios sociales, añadió un nuevo hecho horripilante a una crisis en la cual Obama ha estado luchando por limitar la intervención estadounidense casi tres años después de que retirara las últimas tropas de Irak, luego de casi nueve años de ocupación por los militares norteamericanos, consignó El Nuevo Herald.

El hombre asesinado fue identificado como James Foley, de 40 años, un fotoreportero independiente de Rochester, New Hampshire, que fue hecho prisionero en el noroeste de Siria en noviembre del 2012 mientras se encontraba trabajando para el Global Post, un sitio de noticias online. El reportero especial de McClatchy, Mitchell Prothero, que era amigo de Foley, confirmó que se trataba de él en el video.
Caitlin Hayden, vocera del Consejo Nacional de Seguridad, dijo que la comunidad de inteligencia estadounidense trabajaba “tan rápido como era posible” para determinar la autenticidad del video.

“Si es genuino, estamos consternados por el brutal asesinato de un periodista estadounidense inocente, y expresamos nuestras más profundas condolencias a sus familiares y amigos, dijo en Hayden un comunicado.

Un sitio separado de las redes sociales mostraba fotografías de Foley mientras se encontraba arrodillado y más tarde de su cuerpo decapitado, con su cabeza ensangrentada colocada sobre su espalda.

En un mensaje separado en Twitter, una foto muestra a un hombre a quien se identifica como Steven Joel Sotloff, vestido con la misma ropa naranja y arrodillado en un paraje desértico. Se encontraba flanqueado por un hombre enmascarado, vestido de negro que lo aguantaba por el cuello de la camisa.

“La vida de Steven Joel Sotloff depende de la próxima movida de Obama”, dice una declaración en árabe en el pie de la imagen.

Sotloff, nativo de Miami, quien escribió para la revista Time y para National Interest, ha estado desaparecido desde agosto del 2012.

Sotloff aparece hacia el final del video, con su cabeza rasurada y vistiendo un traje naranja. Sus manos parecen estar amarradas a su espalda. El verdugo de ISIS sostiene a Sotloff por el cuello de la camisa mientras dice el mensaje: “La vida de este estadounidense, Obama, depende de su próxima decisión”.

Corresponsal para la revista TIME, el Christian Science Monitor y otras publicaciones, Sotloff fue secuestrado hacia mediados del 2013. Su último mensaje de Twitter, relativo al Miami Heat, fue colocado el 13 de agosto. Un mensaje de voz dejado en un número telefónico listado como de su familia, no fue respondido de inmediato.

La cuenta de Twitter de Sotloff indica que ha pasado un tiempo significativo en el Medio Oriente y que ha visto de cara el peligro anteriormente. En septiembre del 2012, Sotloff colocó un video en su cuenta de Twitter mostrando lo que, según él, eran aviones sirios de combate bombardeando Aleppo.
Foley y Sotloff se encontraban entre un número de periodistas extranjeros que han estado desaparecidos en Siria. Ellos includen a Austin Tice, de Houston, un reportero independiente que reportó para McClatchy y The Washington Post, entre otros. Tice ha estado desaparecido desde agosto del 2012.