Los cuatro peritos argentinos que se encuentran en Ecuador para colaborar en la investigación de las dos jóvenes trasandinas asesinadas en Montañita esperan realizar una prueba clave en los próximos días para dilucidar la identidad de los cuerpos que serían justamente de las turistas.

Según informa el diario El Telégrafo el jefe del Departamento de Identificaciones Personales de la República Federal de Argentina, Daniel Guglielmo, indicó que harán una muestra papiloscópica, lo cual sería importante para el caso.

La prueba, que es un estudio de los calcos, impresiones, estampas o improntas de las crestas papilares de un cuerpo, permitirá confirmar o desmentir a la fiscalía ecuatoriana, quienes aseguraron que los cuerpos corresponden al de las argentinas María José Coni y Marina Menegazzo.

"La papiloscopía, en nuestros libros, es una de las disciplinas donde en forma categórica e indubitable nos da la certeza absoluta de la identidad humana. De esa manera tendríamos el ciento por ciento de certeza y en breve tiempo”, señaló Guglielmo, quien manifestó que harán la prueba apenas vuelvan a Buenos Aires.

Sobre cuando se hará la muestra, precisó que “hay otros tiempos procesales y la justicia ecuatoriana debe autorizarnos esa toma de muestra necropapiloscópica”, remarcando que "es importante la papiloscopía porque es certera, absoluta y no da duda; esta prueba es un 99,9% efectiva en la identificación de los cuerpos”.

Respecto a su permanencia en Ecuador, el jefe de la misión trasandina expresó que “vinimos en una misión con fines humanitarios. Colaboramos en la identificación física de los cuerpos pero estamos afirmando que con la prueba necropapiloscópica podríamos tener una certeza más pronta (2 o 3 días) del tiempo que arrojará el resultado del ADN que estará en aproximadamente 15 días”.

"Una persona se identifica con impresiones necrodactilares; en primera instancia para obtener más rapidez y certeza y también se complementa con material biológico. Si nos dejan hacer esto, la familia podría llevarse los cuerpos”, añadió.

Por último, Guglielmo lamentó que la fiscalía ecuatoriana no les permitieran revisar las fichas originales tomadas por la policía, indicando que "esto era importante porque esa información se podría cotejar con los registros originales de personas y de la Policía Federal que tenemos en Buenos Aires”.

PUB/CM