Una cruel y extraña historia es la que tiene a un paso de la muerte a un perro pitbull en la localidad de Tennessee en Estados Unidos.

Resulta que, un perro fue condenado a muerte debido a que su dueño lo abandonó por pensar que es “gay”, según publicó Daily Mail.

El perro se encuentra en un refugio de animales, donde están hacinados, debido a la cantidad de canes que son abandonados por sus dueños, en la ciudad de Jackson.

El antiguo propietario asumió que su mascota poseía conductas homosexuales por “agazaparse sobre otro perro del mismo sexo”.

Sin embargo, expertos en animales sostienen que si un perro macho monta a otro perro macho, no es una prueba concluyente de la homosexualidad, por el contrario, es un signo de dominación.

El destino del perro ha provocado una apelación desesperada entre los amantes de los animales para encontrar un nuevo dueño antes de que sea demasiado tarde.

De tal manera, ha sido creada una página en Facebook con el siguiente mensaje: "No dejes que este perro magnífico muera".