Una mujer de Manchester, Reino Unido logró salvarse de un ataque sexual con ayuda de su perro.

La joven no identificada de 20 años de edad caminaba junto a su perro negro de raza labrador, en el poblado de Flixton, cuando un hombre salió detrás de un arbusto e intentó abusar de ella.

Para evitar un incidente la joven salió corriendo aterrorizada y el hombre decidió perseguirla.

De acuerdo con la policía la víctima se tropezó y cayó, en su defensa el perro comenzó a ladrar y a gruñir al atacante, lo que provocó que este saliera huyendo.

El detective Andrew Warren declaró al diario “The Independent” que anteriormente no se había reportado un incidente como estos por la zona así que la policía se mantiene alerta.