La policía peruana rescató a 42 personas, la mayoría de nacionalidad haitiana, presuntas víctimas de una mafia de trata de personas que también fue desarticulada, informó el lunes el ministerio del Interior.

El operativo de la Dirección de Investigación de Trata de Personas de la policía se desarrolló en la garita de control terrestre de Pucusana, a 70 kilómetros al sur de Lima, tras un seguimiento de inteligencia de varias semanas, según nota de prensa del ministerio.

Se trata de 31 varones y 9 mujeres de nacionalidad haitiana, así como de un hombre de Guinea Ecuatorial, y otro de Costa de Marfil, captados por organizaciones criminales dedicadas al tráfico ilícito de migrantes y a la explotación, detalló la policía.

Es habitual que los grupos de trata de personas lleven a los ciudadanos haitianos para los trabajos agrícolas y también para la minería y la tala ilegales en la región amazónica de Madre de Dios (selva sur), fronteriza con Brasil.

La acción policial se realizó a 48 horas de haberse conmemorado el Día Nacional contra la Trata de Personas.

Además, en otra operación, la policía rescató de una discoteca del distrito limeño de San Juan de Miraflores (este) a once africanos que trabajaban de manera ilegal junto a varios peruanos.

Entre enero y setiembre del presente año, la Policía Nacional ha rescatado 957 víctimas de trata de personas.

PUB/CF