La organización internacional que lucha por los derechos animales PETA (People for the Ethical Treatment of de Animals) denunció a una clase de la escuela Churchill High School en San Antonio, Texas, cuyos alumnos utilizaron los intestinos de gatos para saltar la cuerda.

La organización, que hizo pública la denuncia en su cuenta de Twitter, aseguró que el hecho se registró durante una clase de anatomía, y que fue el propio profesor que permitió a los alumnos utilizar los restos de los animales disecados.

Los alumnos subieron los videos a Snapchat, debido a su viralización las imágenes llegaron hasta la organización PETA quienes utilizaron el material para remarcar su postura en cuanto a disecciones en clases.

A raíz del video, la organización señaló: “los funcionarios de Churchill tienen la obligación de asegurarse que esto jamás vuelva a suceder — necesitan terminar toda disección de animales inmediatamente. Permitir que continúe la disección promueve la insensibilidad, la falta de respeto y la crueldad hacia los animales”.

El profesor declaró que consideraba que era una forma efectiva para demostrar la longitud y dureza de los intestinos, asegurando que en ningún momento buscaron faltarle al respeto al gato o degradarlo.
Desde la administración educativa indicaron que las disecciones son comunes, agregando que ni el profesor ni los alumnos serán castigados, pero realizarían modificaciones a su plan de estudio.

PUB/NL