La firma francesa de cosméticos Lancôme está siendo blanco de llamamientos al boicot en Hong Kong por anular el concierto de una cantante hongkonesa, criticada en Pekín por su compromiso político.

Figura del movimiento prodemocracia de otoño de 2014, Denise Ho debía cantar en un evento promocional el 19 de junio en Hong Kong.

La célebre marca del grupo L'Oréal publicó dos comunicados el domingo, el primero para precisar que la cantante no era una de sus portavoces, y el segundo, horas después, para anunciar la anulación del concierto "por razones de seguridad", sin más precisiones.

En una ciudad conocida por su seguridad, numerosos internautas han interpretado la decisión como una reacción a una publicación, el sábado, del diario estatal chino en inglés Global Times.

Este órgano dependiente del Partido Comunista chino acusó en las redes sociales a Lancôme de cooperar con "un veneno hongkonés" y con "un veneno tibetano", en referencia al apoyo de la cantante al dalai lama.

Más de 24.000 personas habían reaccionado con enfado la mañana de este martes en Facebook al controvertido comunicado de Lancôme anunciando la anulación del concierto.

Algunos comentarios anunciaban un boicoteo.

"¿Es broma? ¿Están diciendo que Hong Kong no es un lugar seguro? Si es así, aconsejo con fuerza a Lancôme que cese sus actividades en Hong Kong", reaccionó Winnie Leung, una internauta.

"Este incidente es un buen ejemplo de 'desastre de relaciones públicas'".

- "Castigada por tomar la palabra" -

El proyecto de concierto había sido criticado con anterioridad en China, donde algunos internautas acusaron a la marca francesa de utilizar los beneficios generados en China continental para promover las causas independentistas de Hong Kong y Tíbet.

En virtud del acuerdo chino-británico que articuló la retrocesión de 1997, Hong Kong goza de libertades desconocidos en otras partes de China continental, en virtud del principio "Un país, dos sistemas".

Diversos incidentes, y sobre todo la "desaparición" de editores críticos con Pekín, reforzaron en la antigua colonia el sentimiento de que esas libertades se están reduciendo y Pekín aumenta su control.

Por su parte, la propia Denis Ho criticó la decisión de Lancôme.

"No es justo que me castiguen por tomar la palabra, por haber plantado cara, por haber buscado esos derechos que consideramos como derechos humanos esenciales", denunció en Facebook Denise Ho, que en mayo publicó una foto suya con el dalai lama.

"Cuando una marca mundial como Lancôme se arrodilla ante un poder hegemónico e intimidante, debemos afrontar el problema de cara, porque eso significa que los valores universales se han visto gravemente desvirtuados", añadió la cantante.

En diciembre de 2014, Denise Ho se manifestó en Hong Kong durante las inmensas movilizaciones en favor de un verdadero sufragio universal para la designación del próximo jefe del ejecutivo del enclave en 2017.

En un nuevo editorial, el Global Times indicó este martes que la cantante puso a Lancôme ante un "dilema".

"Por lo que se ve, Lancôme le ha dado más importancia al sentimiento del público en China continental, que es un mercado mucho más grande que el de Hong Kong", estima el diario.

 

PUB/IAM