El ministro francés de Interior, Bernard Cazeneuve, pidió "prudencia" sobre las informaciones de que los cuatro presuntos terroristas detenidos hoy en París y sus alrededores preparaban un atentado con carácter inminente.

"Pido a todo el mundo que sea extremadamente prudente sobre las informaciones de la inminencia de una acción violenta", declaró Cazeneuve a los medios, poco después de que se conociera el arresto de cuatro personas que podrían preparar un atentado.

Por su parte, el presidente de Francia, François Hollande, señaló que estas detenciones, al igual que la operación del martes en Bruselas, ponen en evidencia que "el nivel de la amenaza (terrorista) sigue siendo muy elevado".

"Debemos mantener la mayor vigilancia", subrayó Hollande, que recordó también que el atentado reivindicado por Al Qaeda en un complejo hotelero el domingo en Costa de Marfil y en el que murieron al menos 18 personas, entre ellos cuatro franceses, "tenía también Francia como objetivo".

El titular francés de Interior igualmente insistió en que "todos los días hacemos detenciones de este tipo" que luego son seguidas de "verificaciones" y que conducen, si es pertinente, a imputaciones y encarcelamientos.

A ese respecto, recordó que desde comienzos de año 74 personas han sido detenidas en diferentes operaciones antiterroristas, que han dado lugar a la imputación de 37 de ellas, y que 28 han ingresado en la cárcel.

"El principio de precaución -insistió- se aplica con una vigilancia absoluta, y es lo que conduce a estos arrestos".

Reaccionaba así a algunas informaciones, según las cuales los sospechosos tenían planes para un ataque "inminente" en el centro de París.

Una portavoz de la Fiscalía de París indicó a Efe que las cuatro detenciones se han llevado a cabo en el marco de una investigación abierta por "una sospecha de comisión de una acción violenta" en Francia".

La portavoz precisó que "los interrogatorios no han hecho más que empezar" y que el material informático que se ha requisado en los registros llevados a cabo también deben explotarse.

El titular de Interior destacó que de entre los cuatro detenidos de esta mañana, el que ya había estado encarcelado fue quien suscitó las sospechas porque las fuerzas del orden tuvieron informaciones de que "podía librarse a acciones violentas en Francia" y además "podría haber estado en contacto con individuos en Siria del Estado Islámico" (EI).

Según "BFM TV", es un franco-marroquí de 28 años identificado como Youssef condenado en 2014 a cinco años de cárcel por haber intentado ir a Siria para integrarse en grupos yihadistas.

Salió de prisión en octubre de 2015 y estaba en régimen de residencia vigilada en virtud de las medidas administrativas activadas tras los atentados de París del pasado 13 de noviembre.

Los otros tres detenidos son, de acuerdo con "France Info", la pareja del primero y dos hermanos de origen turco que estaban en contacto con él.

Esta operación antiterrorista en París ocurrió apenas un día después de la que desplegada en Bruselas, con participación de la policía francesa, en el marco de la investigación por los ataques yihadistas del 13 de noviembre en la capital francesa.

También el martes fueron capturadas tres personas -dos hombres y una mujer-, en la región de Orleans, en el centro de Francia, por su vinculación con algunos de los implicados en los atentados yihadistas de enero de 2015 en París.

PUB/FHA