Pikachu ha aparecido en Siria. Y no, no es precisamente para que los millones de fans viajen al país del oeste asiático para atrapar a este famoso personaje, sino para concientizar sobre el trágico conflicto político que viven sus ciudadanos.

Particualermente los menores , quienes se encuentran sumergidos en una guerra civil que ya duró más de cinco años.

La UNICEF calcula que un 51% de los refugiados que llegan a Europa de Siria son niños.

La UNICEF calcula que un 51% de los refugiados que llegan a Europa de Siria son niños.

@RFS_mediaoffice

Foto:

Aquí, las “pokébolas” se convierten en bombas reales y los “gimnasios” en blancos de ataque donde destruyen edificios dejando a familias enteras sin hogar, y lo que es peor, miles de heridos y fallecidos.

Aprovechando el fenómeno global y cultural que representa la app, activistas de la organización “Fuerzas Revolucionarias de Siria Media Office” (RFS, por sus siglas en Inglés), un grupo que se opone al régimen del presidente Assad, lanzaron una campaña para invitar a los millones de usuarios de Pokémon Go a voltear su mirada hacia Siria y brindar ayuda.

Imágenes de menores sosteniendo hojas de papel con los diferentes pokémones dibujados en ellas y mostrando la región del país donde fueron tomadas, comenzaron a circular por las redes sociales y han captado la atención de miles de usuarios quienes ya las han compartido por todo el mundo.

Las instantáneas son acompañadas por los hashtags #PrayForSyria y #PokemonInSyria. Además contienen la leyenda: Save me! I am in Syria”

Las instantáneas son acompañadas por los hashtags #PrayForSyria y #PokemonInSyria. 

Las instantáneas son acompañadas por los hashtags #PrayForSyria y #PokemonInSyria. 

@RFS_mediaoffice

Foto:

El conflicto ha orillado a miles de ciudadanos a cruzar el mar y arriesgar sus vidas buscando un mejor futuro en tierras europeas donde en muchas ocasiones no son bien recibidos y sufren de maltrato y discriminación. Además, padecen los complicados procesos legales que los obligan a vivir en refugios improvisados y en condiciones inhumanas.

Los niños son los más afectados de esta guerra civil debido a que muchos se han quedado sin sus padres y deben vivir en calles y viviendas destruías. Algunos de los que logran cruzar y llegar a Europa pierden a sus familias en el proceso o llegan solos.

La UNICEF calcula que un 51% de los refugiados que llegan a Europa son niños y que en total, unos 8.4 millones de menores se han visto afectados por la guerra y necesitan ayuda humanitaria, tanto los que se encuentran en Siria, como los refugiados en países vecinos y Europa.