Un hombre armado se ha atrincherado hoy en un multicine de la localidad de Viernheimm, estado de Hesse (suroeste de Alemania) tras realizar varios disparos que, según algunos medios alemanes, han podido dejar entre 25 y 50 heridos.

El suceso comenzó a las tres de la tarde hora local (10:00 hora de Chile), cuando un hombre pertrechado con un arma de fuego y el rostro cubierto, y con un cinturón de municiones al hombro, entró en un complejo de salas de cine denominado Kinopolis del centro comercial Rhein-Neckar, según el televisión pública del Land de Hesse.

Fuerzas especiales de la policía alemana rodearon poco después el establecimiento y establecieron un perímetro de seguridad, que incluye la presencia de un helicóptero en el lugar de los hechos.

Según reporta el Ministerio del Interior del estado de Hesse, Peter Beuth, la policía ha abatido al tirador. No están claros los motivos del hombre para efectuar los disparos. También ha confirmado que los disparos no han producido muertos.

Según el medio Mannheimer Morgen, de la ciudad vecina de Mannheim, el tirador habría mantenido rehenes al interior del cine, quienes eran principalmente familias con niños. Todos ellos fueron liberados por las fuerzas especiales de la policía del estado federado de Hesse.

Christian Engelhardt, jefe del distrito de Bergstrasse, al cual pertenece la localidad de Viernheimm, se mostró profundamente triste, "sobre todo por las familias y los niños presentes en el cine". "Me alivia que todo haya terminado y que las familias estén ilesas, al menos físicamente", señaló a la prensa local.

PUB/FHA