En rueda de prensa, el primer ministro de Malasia, Najib Razak, explicó los nuevos descubrimientos sobre la desaparición del vuelo MH370. El mandatario mencionó que los sistemas de comunicación de la nave fueron desconectados de forma deliberada. Razak aseguró a los reporteros que gracias a esta información “las autoridades han cambiado el foco de la investigación” y que ahora buscarán pistas entre los tripulantes del avión.

Como consecuencia, oficiales del país asiático se encuentran investigando el hogar del capitán Zaharie Ahmad Shah, en las afueras de Kuala Lumpur.

Según información del sitio The Guardian, el capitán Zaharie se unió a Malaysia Airlines en 1981. Disfrutaba jugar con aviones miniatura y tenía un simulador de vuelo en su propia casa.