Sin que reine un clima de crisis institucional, Argentina tendrá tres presidentes entre este miércoles y jueves según un fallo judicial, luego del desacuerdo entre la presidenta saliente, Cristina Kirchner, y su sucesor, Mauricio Macri, sobre el traspaso de la banda y el bastón presidencial.

El fallo en favor de Macri confirmó que Cristina Kirchner termina su gestión a las 23H59 del miércoles, por lo tanto a partir de la medianoche hasta la jura el jueves, el jefe de Estado será Federico Pinedo, un macrista nuevo presidente provisional del Senado.

La discusión calificada como "novela", "culebrón" o "bochornosa" en los grandes medios subió de tono el martes cuando el macrismo hizo una presentación judicial que tuvo fallo a favor para "clarificar la transición" y ratificar el cronograma de traspaso de mando que ellos deseaban en apego a una "tradición política histórica".

"El mandato de Mauricio Macri comienza a las 0 horas del día 10 de diciembre", indicó este miércoles el fallo de la jueza María Servini de Cubría.

"Solo a partir de que Macri y (la vicepresidenta Gabriela) Michetti presten juramento ante la Asamblea Legislativa es que tomarán posesión de sus cargos, y que hasta tanto juren la Presidencia de la Nación estará a cargo del Presidente Provisional del Senado", especificó la decisión publicada en el Centro de Información Judicial (CIJ).

El Gobierno de Kirchner había comparado el reclamo de Macri ante la justicia con "un golpe de Estado" y advirtió que el país "estará 12 horas sin autoridad".

Kirchner, de 62 años, se despide de sus seguidores el miércoles en la noche en la céntrica Plaza de Mayo, donde miles de militantes se acercarán para presenciar por pantallas gigantes la develación de un busto del expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), fallecido en 2010.

Por el momento se desconoce si tras ese acto la mandataria saliente (2007-2015) partirá en avión a su casa en la provincia de Santa Cruz, o se quedará en la capital, donde tiene un apartamento.

A la medianoche la jefatura de estado recaerá en Pinedo hasta el mediodía del jueves cuando se prevé que Macri preste juramento ante el Congreso, controlado por el kirchnerismo.

En 2001, tras la renuncia anticipada del entonces mandatario Fernando de la Rúa (1999/2001), Argentina tuvo cinco presidentes en una semana pero aquella vez fue en el marco de una crisis económica e institucional sin precedente.

 

PUB/IA