La importancia económica, estratégica y cultural de Mosul

Atravesada por el Tigris y situada a 350 kilómetros al norte de Bagdad, Mosul es la mayor ciudad del norte de Irak y capital de la provincia de Nínive, rica en petróleo.

Plataforma comercial entre Turquía, Siria y el resto de Irak, Mosul era conocida por sus finos tejidos de algodón, las muselinas.

Fue durante mucho tiempo famosa por sus sitios históricos, sus monumentos del siglo XIII y por sus parques, antes de convertirse en un terreno de enfrentamientos cotidianos tras la invasión estadounidense, en 2003.

Último bastión del partido Baas del fallecido dictador Sadam Husein, después feudo de Al Qaida, la ciudad cayó en manos de los yihadistas del EI el 10 de junio de 2014 sin oponer mucha resistencia.

¿Desde cuándo está en manos de los yihadistas?

Fue en Mosul donde los yihadistas proclamaron el 29 de junio de 2014 su califato, a caballo entre Siria e Irak.

Ciudad mayoritariamente sunita en una región de mayoría kurda, contaba tradicionalmente con numerosas minorías (kurdos, turcomanos, chiitas, cristianos...).

Decenas de miles de habitantes, cientos de los cuales regresaron después, huyeron de los yihadistas, principalmente la mayor parte de los miles de cristianos. A éstos, el EI les dio un ultimátum en julio de 2014: o se convertían al islam o pagaban un impuesto o dejaban la ciudad so pena de ser ejecutados.

Se calcula que su población actual es de un millón y medio de habitantes, sobre todo árabes sunitas.

Cuánto durará la ofensiva

El teniente general estadounidense Stephen J. Townsend, que dirige la coalición internacional que lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak, ha asegurado que la ofensiva para la liberación de la ciudad de Mosul, que comenzó anoche y fue anunciada en la madrugada de hoy, "probablemente durará semanas, posiblemente más".

Los grupos implicados en la ofensiva de Mosul

Un amplio abanico de fuerzas iraquíes e internacionales están implicadas en la ofensiva lanzada este lunes para la reconquista de Mosul, bastión del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak.No todas ellas tendrán un papel directo en los combates para recuperar la segunda ciudad de Irak, de un millón y medio de habitantes, mayoritariamente sunitas.

Grupo Estado Islámico

Los yihadistas del Estado Islámico (EI) fuertemente armados han tenido mucho tiempo para preparar la defensa de la ciudad donde en junio de 2014 proclamaron su califato a caballo entre Irak y Siria. Después de la ofensiva que le dio en 2014 el control de amplias partes del territorio al norte y oeste de Bagdad, el EI ha perdido terreno estos dos últimos años frente a las fuerzas iraquíes.

Servicio de contraterrorismo (CTS)

Las fuerzas de élite CTS de Irak, de sólida reputación, han estado en primera línea en la mayoría de las batallas contra el EI. Llamadas constantemente a contribuir en el esfuerzo de guerra, han pagado un gran tributo.

Ejército iraquí

Fortalecido por la formación recibida de asesores estadounidenses, el ejército iraquí ha pasado página a las debacles de 2014 frente a los yihadistas. Ahora desempeña un papel importante en las operaciones contra el Estado Islámico.

Policía iraquí

Reúne a fuerzas especiales, policía federal paramilitar y agentes locales. Muchos de estos efectivos han tenido prácticamente un papel de combatientes en la guerra antiyihadista.

Coalición internacional

La coalición internacional contra el Estado Islámico, liderada por Estados Unidos, golpea desde 2014 al grupo en Irak y Siria. Proporciona entrenamiento, armas y equipamientos a las fuerzas locales. Miles de hombres de la coalición están desplegados en Irak, sobre todo en misiones de formación.

Peshmergas kurdos

Las fuerzas de seguridad de la región autónoma del Kurdistán iraquí (norte) deben rendir cuentas en teoría a Bagdad, pero en la práctica llevan a cabo libremente sus operaciones contra los yihadistas en el norte del país.

Hachd al Chaabi (Unidades de Movilización Popular)

Esta organización creada en 2014 reagrupa a varias decenas de milicias, en su mayoría chiitas, que responden oficialmente ante el primer ministro iraquí. Se considera a menudo que los grupos más poderosos, como Ketaeb Hezbolá (Brigadas del Partido de Dios) están apoyados por Irán.

Estas milicias han estado en puestos avanzados para detener la progresión del EI y sacarlo de ciudades que había conquistado. Pero también han cometido numerosas exacciones, como ejecuciones sumarias o secuestros.

Fuerzas iraníes

Irán facilita asesoría y asistencia en la lucha contra el EI, sobre todo apoyo financiero a milicias en el terreno. El general Qasem Soleimani, uno de los altos responsables de los Guardianes de la Revolución, ejército de élite de Irán, ha sido fotografiado en numerosas ocasiones en el país durante la guerra.

Fuerzas turcas

Desplegadas en una base militar cerca de Mosul, desde la que han lanzado ataques de artillería contra el grupo yihadista, las tropas turcas también están presentes en Kurdistán. No son bienvenidas, según Bagdad.

El riesgo para los civiles

La ONU está “extremadamente preocupada por la seguridad de los hasta 1,5 millones de personas que viven en Mosul. “Las familias corren el riesgo extremo de quedar atrapadas en el fuego cruzado o ser blanco de francotiradores”, dijo el subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, Stephen O’Brien, tras destacar que “decenas de miles” de iraquíes “pueden quedar bajo asedio o ser utilizados como escudos humanos”.

PUB/IAM