Las terribles imágenes de cuerpos de cocodrilos muertos hablan por sí solas. Cadáveres de caimanes yacarés y peces deshidratados, desnutridos y con los ojos hundidos continúan apareciendo en la Cuenca de Plata, Bolivia .

¿Qué les está pasando?

Es común que durante la temporada de invierno, el caudal del río Pilcomayo disminuya. Sin embargo, en los últimos años la sequía de la zona ha alcanzado niveles trágicos, provocando que la fauna y flora local comience a morir.

Los caimanes yacarés, los peces y los carpinchos son los animales más afectados .

Especialistas aseguran que se trata del fenómeno de “extinción por atarquinamiento”.

Especialistas aseguran que se trata del fenómeno de “extinción por atarquinamiento”.

AP

Foto:

El río Pilcomayo es una corriente que nace en territorio boliviano y se extiende por Argentina y Paraguay, de hecho marca la frontera entre estos países. Se alimenta de agua derretida de glaciares dos veces al año, tiene una longitud de 2 mil 426 kilometro y es el sustento para un millón y medio de personas que habitan en los alrededores. 

En época de verano, el cause puede trasladar hasta mil 500 metros cúbicos por segundo, lo que lo convertía en uno de los cuerpos de agua dulce más importantes de los tres países. Sin embargo, en los últimos meses, el nivel de agua se ha reducido y ahora sólo quedan pequeños parches de líquido y lodo donde los yacarés, carpinchos y peces luchan por su vida.

De acuerdo con especialistas, el Pilcomayo está atravesando por un fenómeno denominado “extinción por atarquinamiento”, o lo que es lo mismo, el lecho del cause se está elevando o rellenando por deposición de sedimentos. 

El lecho del cause se está elevando o rellenando por deposición de sedimentos.

El lecho del cause se está elevando o rellenando por deposición de sedimentos.

AP

Foto:

El Senado de Paraguay ha declarado la emergencia ambiental pues consideran que la sequía por la que atraviesa el río es la peor en 19 años. Incluso, el presidente de la Cámara de Senadores, Mario Abdo Benítez, la calificó como una tragedia ecológica por la alta mortandad de animales en la zona.

Por su parte, la Secretaría del Ambiente (SEAM) coordina estrategias de salvaje que incluyen trasladar a la fauna afectada a zonas destinadas para el ganado donde puedan tener acceso a más agua. 

Mientras tanto en Argentina, las autoridades ambientales trabajan en la provincia de Formosa para destapar la desembocadura del río que recibe abundante agua a través de la fusión del hielo de los Andes dos veces al año.