El gobierno sueco tiene pensado volver a implantar el servicio militar obligatorio en 2018 después de llevar ocho años derogado. Los episodios violentos que se han vivido últimamente en el país y la crisis de refugiados han podido influir en la decisión del Ejecutivo de Stefan Löfven. La medida afectaría a 4.000 jóvenes de ambos sexos con la mayoría de edad recién cumplida.

Suecia no ha visto conflictos armados en su territorio desde hace dos siglos. El servicio militar obligatorio fue abolido después de que se considerara insuficiente para nutrir el funcionamiento de un ejército moderno. "Vamos a encontrar el camino hacia un reclutamiento más estable, robusto y funcional", ha declarado el ministro de Defensa, Peter Hultqvist. Si finalmente se recupera el servicio, estarían obligados a cumplirlo todos los suecos nacidos después de 1999. El país escandinavo no es miembro de la Otan pero ambos firmaron un tratado de cooperación militar en el programa de paz iniciado en 1994.

La eliminación del servicio militar obligatorio, en 2010, le había causado a Suecia varios problemas con la contratación de sus efectivos, en un momento en el que el país buscaba reforzar sus capacidades defensivas.

Según estimaciones oficiales, cerca de 4000 jóvenes suecos deberán ingresar al ejército. "Espero que podamos encontrar formas de reclutamiento más estables, firmes y funcionales", dijo en conferencia de prensa el ministro de Defensa, Peter Hultqvist.

 

PUB/IAM