El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha sido galardonado con el Premio Nobel de la Paz 2016 por sus esfuerzos en el proceso de pazacordado con la guerrilla de las Farc.

El premio Nobel de la Paz es el galardón que más controversia acostumbra a generar cada año. El ruido provocado en los últimos años por nombramientos como el del presidente de EEUU Barack Obama, tras menos de un año en el cargo (2009) o el dedicado a la Unión Europea (2012), son buenos ejemplos de ello. Pero hay también otros ejemplos sangrantes de personalidades que no llegaron a ganarlo, pero estuvieron a punto, como Hitler, Stalin o Mussolini.

-En 1973, el secretario de Estado norteamericano Henry Kissinger recibió el Premio Nobel de la Paz, tras los acuerdos alcanzados para poner fin a la Guerra de Vietnam. Años más tarde se comprobó que el funcionario estadounidense estaba vinculado a la campaña secreta de bombardeos en Camboya entre 1969 y 1975. También se conoció su relación con los servicios secretos de las dictaduras militares en Argentina, Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay y Bolivia.

-En 2009 el mundo se escandalizó con la entrega del Nobel de la Paz al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien fue reconocido “por su extraordinario esfuerzo por fortalecer la diplomacia internacional y su trabajo por un mundo sin armas nucleares”.

Tal lauro sorprendió incluso al propio mandatario, quien al momento de recibirlo solo llevaba nueve meses en la Casa Blanca. Al momento de recibir el lauro, el presidente norteamericano no mostraba ningún éxito diplomático notable y mantenía dos guerras en curso, en Irak y Afganistán.

Poco después de anunciado el premio arreció la polémica, pues el 1 de diciembre de ese mismo año Obama dio a conocer el envío de 30.000 soldados suplementarios a Afganistán para "terminar el trabajo". La política militarista del jefe de Estado se ha mantenido durante sus dos periodos    

Al momento de recibir el galardón, dos de cada tres estadounidenses consideraron que su presidente no merecía el Nobel de la Paz, según sondeos difundidos entonces. 

-En 2012 el Nobel de la Paz volvió a ser diana de críticas, esta vez por ir a parar a manos de la Unión Europea. El galardón fue otorgado al bloque comunitario de 27 países y las instituciones que le precedieron porque “contribuyeron durante más de seis décadas a promover la paz, la reconciliación, la democracia y los derechos humanos”, según el comité que otorga el lauro.

Sin embargo, numerosas voces recordaron la participación de países europeos en las propias guerras de Irak y Afganistán, así como la pertenencia de muchos de ellos a la Organización del Tratado del Atlántico Norte, que ha protagonizado intervenciones militares en África y el Medio Oriente. 

<<A lo largo de la historia se han repartido premios a 'pacifistas' que resultaron no serlo tanto, a los que se unen nominaciones marcadas por la ambigüedad y que a día de hoy, se tornan inaceptables.

Así, Benito Mussolini y Adolf Hitler fueron propuestos por la academia sueca para alzarse con el galardón en 1935 y 1939, respectivamente. Al parecer, los suecos consideraron a ambos dictadores como hombres de paz que rehuían de la guerra. El caso del führer es especialmente sorprendente, ya que el apoyo a su candidatura se produjo en plena II Guerra Mundial.

 

PUB/IAM