El presidente de Colombia Juan Manuel Santos fue galardonado este viernes con el Nobel de la Paz por sus "esfuerzos tenaces para poner fin a una guerra civil de más de 50 años", pese al triunfo del no en el plebiscito sobre el acuerdo con la guerrilla de las Farc.

"Existe un peligro real de que el proceso de paz se interrumpa y de que la guerra civil se reanude", lo que hace "todavía más urgente el respeto del alto el fuego por las partes, encabezadas por el presidente Santos y el jefe de la guerrilla de las Farc Rodrigo Londoño", conocido como Timochenko, declaró la presidenta del Comité Nobel noruego, Kaci Kullmann Five.

"El hecho de que una mayoría de votantes dijera no al acuerdo de paz no significa necesariamente que el proceso de paz esté muerto", argumentó Kullmann Five. "El referéndum no era una votación a favor o en contra de la paz", agregó.

Contra todo pronóstico, un 50,21% de los colombianos se opusieron el pasado domingo al acuerdo de paz firmado el 26 de septiembre por el presidente Santos y Timochenko tras casi cuatro años de conversaciones de paz en La Habana.

El premio, que consiste en una medalla de oro, un diploma y un cheque de ocho millones de coronas suecas (unos 950.00 dólares), será entregado en Oslo el 10 de diciembre, fecha de aniversario de la muerte de su fundador el inventor e industrial sueco Alfred Nobel.

El año pasado, el Nobel de la Paz fue para el Cuarteto para el Diálogo Nacional Tunecino, actores de la sociedad civil que permitieron salvar la transición democrática en Túnez.

Este año el instituto Nobel noruego había recibido no menos de 376 candidaturas para el premio Nobel de la paz, un centenar más que el récord anterior (278).

 

PUB/CM