El presidente de México, Enrique Peña Nieto, aclaró hoy en su perfil de la red social Twitter que en su encuentro con el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, le dijo que su país "no pagará" el muro fronterizo que el magnate plantea que se construya en la frontera común.

"Al inicio de la conversación con Donald Trump dejé claro que México no pagará por el muro", indicó Peña Nieto.

"A partir de ahí, la conversación abordó otros temas, y se desarrolló de manera respetuosa", agregó.

Peña Nieto recibió hoy en la residencia presidencial de Los Pinos a Trump, que aceptó una invitación cursada a su persona y a su rival demócrata Hillary Clinton para conversar con el mandatario mexicano sobre la relación bilateral.

Al final de la reunión, el mandatario indicó en una comparecencia de prensa que a su interlocutor le había hecho "notar" la "gran responsabilidad" que tiene de "defender al pueblo de México".

Le hizo ver también "que había habido malinterpretaciones o afirmaciones que lamentablemente habían lastimado y afectado a los mexicanos", en referencia a las descalificaciones de Trump a México y los mexicanos.

Sin embargo, dijo estar "seguro" del "interés genuino" de Trump por "construir una relación" que dé a ambas naciones "condiciones de mayor bienestar".

Durante la campaña Trump ha llamado "criminales" y "delincuentes" a los inmigrantes mexicanos en EE.UU., ha anunciado que deportará a los once millones de inmigrantes que viven de forma ilegal en su país y ha advertido que obligará a México a pagar la construcción de un muro en la frontera común.

En su intervención, el candidato republicano aseguró este miércoles tener "un gran respeto" por los "mexicano-estadounidenses" y dijo conocer a "mexicanos de primera, segunda y tercera generación que viven en la Unión Americana", que son "gente sin reproches, extraordinarios trabajadores".

"Compartimos intereses comunes en lo que respecta a la seguridad, prosperidad y libertad de nuestro hemisferio", afirmó ante el mandatario mexicano, al que llamó su "amigo".

Al terminar, cuando ambos se disponían a abandonar la comparecencia, planeada como un mensaje a los medios de comunicación sin preguntas, el invitado tomó la iniciativa de aceptar varias preguntas sobre el polémico muro fronterizo.

Consideró que "es necesario poner un muro para poner un alto a la inmigración ilegal y el flujo de armas y de efectivo" y apuntó que "este tiene que ser un objetivo compartido".

"No discutimos quién va a pagar por el muro", reveló además sobre la charla con Peña Nieto, que terminó tomando la palabra para reiterar su discurso, preciso y prudente, pero sin detallar lo que más tarde reveló en Twitter.

PUB/CF