El fiscal Juárez interrogó a Humala en el Palacio de gobierno por más de 12 horas como parte de las indagaciones que sigue en el denominado caso de las agendas de Heredia, actual presidenta del Partido Nacionalista, donde figuran aparentemente los aportes económicos al oficialismo.

En la diligencia participaron también la procuradora de lavado de activos, Janeth Briones Muñoz, y el abogado de Heredia, Eduardo Roy Gates, según informaron los medios locales.

Una comisión parlamentaria investiga también el caso y este año acordó levantar el secreto bancario a 432 personas físicas y jurídicas, entre ellas Nadine Heredia, los expresidentes Alan García (1985-1990 y 2006-2011) y Alejandro Toledo (2001-2006) y el exministro y candidato presidencial Pedro Pablo Kuczynski.

El caso Lava Jato (lavado de coches) es la mayor investigación policial de la historia de Brasil, con casi mil años en condenas, cientos de investigados, entre ellos el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, y unos 3.000 millones de reales (828 millones de dólares) recuperados hasta ahora de operaciones fraudulentas.

En marzo pasado, la esposa de Humala declaró a la comisión investigadora del Congreso que acompañó al mandatario a reuniones con empresarios cuando era candidato, "pero esto no ha significado, como lo he señalado y ratificado en varias de las preguntas de los congresistas, ningún tipo de aporte económico, ni tampoco alguna especificación sobre proyectos".

La primera dama reiteró que acompañó a Humala a las reuniones con empresarios de diversas nacionalidades, anotadas en sus agendas, incluidos brasileños, en la campaña electoral, previa a su asunción al poder en julio de 2011.

"Esto no ha significado, en ninguna de estas reuniones, ni sobornos, ni coimas, ni vinculación alguna con respecto a ningún proyecto, concesión u obra", remarcó.

 

PUB/IAM