El presidente interino de Brasil, Michel Temer, aprobó el envío de tropas del ejército al estado sureño de Rio Grande do Sul. Esto, debido a los múltiples ataques que han tenido como objetivo el transporte y varios edificios públicos en las ciudades del estado.

La Secretaría de Prensa del Palacio Presidencial de Brasil fue la que confirmó esta información, que se hace como respuesta a los 54 ataques coordinados. Esto, después de que fuera el propio gobernador del estado, Robinson Faria, el que a través de las redes sociales solicitara al gobierno federal el envío de tropas.

"Solicito el apoyo de las torpas del Ejército para que apoyen a nuestros policías en el trabajo de resguardar la seguridad de los ciudadanos", escribió Faria.

Los ataques se llevaron a cabo desde el jueves pasado en las ciudades de Natal, Parnamirim, Macaíba, Monte Alegre, Sao Jose de Mipibu, Caico, Currais Novos, Caiçara del Norte, Santa Cruz, Mossoro, pirañas Jardín, Sao Gonçalo do Amarante, Florânia, Sao Paulo do Potengi, toros, Tangara, Assu, Maxaranguape, Goianinha y São José do Campestre.

Hasta el momento, según la prensa local, hay 37 personas adultas y 13 adolescentes detenidos por su implicancia en los ataques. En la tarde de este domingo, Faria confirmó el envío de 500 soldados y agradecío el apoyo de Michel Temer.

Manifestaciones a favor y en contra de Dilma a una semana de los JJOO
Miles de manifestantes salieron a las calles de Rio de Janeiro y Brasilia este domingo para pedir la salida definitiva de la suspendida presidenta Dilma Rousseff o en grupos más pequeños a defender su permanencia, en un clima preolímpico a cinco días del inicio de los Juegos de Rio-2016. Además, también hubo protestas pidiendo la salida de Michel Temer, el presidente temporal.

PUB/FHA