Tommy Mair, presunto autor del asesinato ayer de la diputada laborista inglesa Jo Cox, supuestamente compró libros al grupo neonazi estadounidense National Alliance, incluido uno sobre cómo fabricar armas caseras, informan hoy los medios británicos.

La prensa reproduce los recibos de compra con el nombre de Thomas Mair, que han sido difundidos por el Centro legal para la pobreza sureña (SPLC, en inglés) de EE. UU., que los obtuvo de miembros del grupo supremacista de la raza blanca, explica "The Guardian".

Una de las facturas, fechada en 1999, demuestra que Mair gastó más de 620 dólares en libros como "Química de polvos y explosivos", "Incendiarios" y "Manual de municiones improvisadas", que, entre otras cosas, detalla cómo construir una pistola con piezas disponibles en cualquier tienda de bricolaje.

También hay constancia de la compra a la asociación antisemita y racista, que supuestamente se disolvió en 2013, de "Ich Kampfe", un manual ilustrado que se distribuía a los miembros del partido nazi alemán en 1942, indica el rotativo.

Otros medios informan de que Mair, descrito por sus vecinos como solitario y que padecía problemas de salud mental, fue suscriptor de "SA Patriot", una revista surafricana racista publicada por el grupo partidario del "apartheid" White Rhino Club.

Mair, de 52 años, es interrogado por la Policía tras ser detenido ayer después del asesinato en la localidad de Birstall, en el norte de Inglaterra, de la diputada laborista proeuropea Jo Cox, que fue atacada cerca de la biblioteca donde había mantenido una sesión de consulta con sus electores.

El británico es el único sospechoso del suceso, que ha conmocionado al Reino Unido y ha motivado la suspensión de la campaña del referéndum sobre su permanencia en la Unión Europea, que se celebra el 23 de junio.

Testigos presenciales del ataque, en el que Cox fue apuñalada y disparada varias veces, han contado que el autor parecía llevar una pistola "antigua", y que durante la agresión gritó "Britain First!", en posible alusión a un grupo ultraderechista británico contrario a la inmigración y al islam.

"Britain First", cuyo eslogan es "Recuperemos el país!", ha negado en un comunicado cualquier implicación en el incidente y señala que "jamás incitaría a este tipo de comportamiento".

 

PUB/IAM