La noche del viernes 12 de febrero, el presidente de México, Enrique Peña Nieto y su esposa, Angélica Rivera recibieron al Papa Francisco en el Hangar Presidencial de la Ciudad de México.

Sin embargo, la Primera Dama fue víctima de las críticas por violar el protocolo para recibir al Sumo Pontífici, y es que según el protocolo, solo las reinas católicas pueden vestir de blanco frente a su Santidad, algo que se conoce como "Privilège du blanc".

Es decir, sólo mujeres de la realeza como Letizia de España, Matilde de Bélgica y María Teresa de Luxemburgo pueden presentarse así frente al Papa. Esto en señal de agradecimiento por la ayuda de evangelización que ha recibido de estos reinos en la historia.

Por lo que cuando el Papa visita algún país, se recomienda que las primeras damas y esposas de funcionarios lleven colores oscuros, de preferencia negro y sin diseños o estampados.

Cabe mencionar que en su visita pasada al Vaticano, Angélica Rivera si siguió los protocolos, ya que utilizó un outfit color negro al igual que su hija, Sofía Castro