El presidente ruso Vladimir Putin ratificó un acuerdo entre Damasco y Moscú sobre el despliegue de "duración indefinida" de sus fuerzas aéreas en el aeródromo militar de Hmeimim, en Siria, anunció el viernes el Kremlin.

Este acuerdo, firmado el 26 de agosto de 2015, permite el despliegue permanente de aviones militares rusos en este aeródromo, que sirve a Rusia para llevar a cabo operaciones de apoyo al régimen de Bashar Al Asad.

Más de un año después de su intervención militar en Siria, Rusia sigue reforzando su presencia militar en este país, donde lleva ahora a cabo bombardeos aéreos contra Alepo, pese a las críticas de Occidente, que acusan a las fuerzas aliadas sirias y rusas de cometer crímenes de guerra.

Unos 4.300 militares rusos están desplegados en Siria y viven en su gran mayoría en la base aérea de Hmeimim, cerca de Latakia, en el noroeste, feudo del régimen de Asad.

El lunes, Moscú ya anunció que va a transformar sus instalaciones en el puerto de Tartús, también en el noroeste del país, en una "base naval rusa permanente".

PUB/NL