Ethan Couch, conocido como el joven con “affluenza”, quien se había fugado de Estados Unidos hace unos días junto a su madre tras violar su libertad condicional, fue detenido en México, informaron hoy las autoridades texanas. El caso del joven fue muy polémico ya que la jueza le rebajó la pena por tener una cuestionada enfermedad que afecta a los niños ricos.

En junio de 2013 y con apenas 16 años, Couch mató a cuatro personas en Texas cuando conducía borracho y logró evitar la cárcel tras ser diagnosticado de “affluenza”: su vida en el seno de una familia rica había sido tan fácil que no conocía de límites ni consecuencias. No obstante, esta enfermedad no está reconocida como diagnóstico médico por la Asiciación Psiquiátrica Estadounidense, aunque algunos expertos afirman que tiene similitudes con el transtorno de personalidad narcisista.

La jueza Jean Boyd lo mandó a un centro de rehabilitación y lo condenó a diez años de libertad condicional en los que le prohibía conducir, tomar drogas o alcohol, una sentencia que suscitó una gran polémica a finales de ese 2013.

El caso vio de nuevo la luz hace unas semanas, cuando apareció en las redes sociales un vídeo casero en el que supuestamente aparecía Couch ingiriendo alcohol en una fiesta y, por lo tanto, violando los términos de su libertad condicional.

Días después de la aparición de ese vídeo, Couch no se presentó a una cita con su agente de libertad condicional y las autoridades hallaron vacía la vivienda en la que vivía con su madre.

Ambos habían iniciado una fuga que concluyó este lunes en las inmediaciones de un complejo turístico de lujo en Puerto Vallarta, a casi 2.000 kilómetros de su punto de partida. Pese a la indignación que suscitó entonces el caso y ahora la fuga, la fiscal del distrito del condado de Tarrant (Texas), Sharen Wilson, explicó hoy en rueda de prensa que Couch, que ya tiene 18 años, tan solo afronta una pena de 120 días de cárcel por violar su libertad condicional.

 

PUB/IAM