La prestigiosa revista Time dio a conocer la portada de su próxima edición, que acompaña un artículo sobre la situación actual del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos , Donald Trump , titulado: "Inside Donald Trump's Meltdown" (algo así como "El derrumbe de Donald Trump, por dentro").

La fuerte imagen de tapa ilustra en algún punto lo que han sido los últimos días del polémico millonario, que desde que se consagró como el elegido del partido en la convención que tuvo lugar a finales de julio no para de protagonizar escándalos y generar malestar en la sociedad estadounidense.

La revista estadounidense hace un repaso de las controversias que se apoderaron de la campaña del republicano.

Frente a las crecientes polémicas, también crece el descontento de los republicanos. Corre incluso el rumor de un plan de "intervención" de varias figuras del partido, entre ellas, el presidente del Comité Nacional Republicano (RNC), Reince Priebus, para persuadir a Trump que dé un giro radical a su campaña para evitar el fracaso que se perfila.

Entre sus recientes controversias se encuentra la discusión a distancia que sostuvo con el padre de un soldado musulmán que integraba las filas del Ejército de Estados Unidos y que perdió la vida en la guerra de Irak; también estuvo extremadamente duro con su rival, la demócrata Hillary Clinton , a quien acusó de desquiciada. Tampoco Barack Obama quedó fuera de sus acusaciones: ayer, el magnate aseguró que el actual presidente es el responsable y fundador del grupo terrorista Estado Islámico.

También recuerda que hasta el propio Barack Obama, actual presidente de los Estados Unidos, tomó cartas en el asunto y dijo que el magnate "no está capacitado" para la presidencia del país y que "continúa probando" que esa afirmación es cierta con sus comentarios sobre la familia del soldado muerto en Irak.

Las últimas encuestas sobre la contienda por la presidencia de Estados Unidos reflejan el impacto de los malos días que ha tenido el candidato republicano. La ex secretaria de Estado mantienen unos ocho puntos de ventaja sobre su oponente republicano; aunque, como recuerda la revista estaodounidense, más de una vez Donald Trump demostró que podía desafiar todo pronóstico.

 

 

PUB/IAM