A una semana del referendo para decidir si puede postularse a un nuevo mandato, el presidente de Bolivia, Evo Morales, baraja por primera vez una posible derrota en las urnas desde que llegó al poder en 2006, afectado por denuncias de tráfico de influencias.

Según los sondeos, el apoyo y el rechazo a una nueva reelección hasta 2025, que se decidirá el 21 de febrero, empatan en 40%, la primera vez que la opción de Morales no lidera las encuestas. En 2006 había asumido con el 54% de los votos, en 2010 con un abrumador 64% y en 2015 obtuvo con un 61% un tercer mandato que concluirá en 2020.

Aunque el gobernante está "segurísimo de que vamos a ganar", admitió en una radio local que "si gana el No, es un derecho y, por supuesto, el MAS (Movimiento al Socialismo, su partido) tendrá su candidato". En otra declaración sostuvo: "si el pueblo dice que No ¿qué podemos hacer?, no vamos a hacer un golpe de Estado, tenemos que irnos callados".

Los medios consideran que las denuncias por tráfico de influencias, el primer escándalo que lo salpica directamente en 10 años en el poder, parecen haberle afectado. El diario Página Siete asegura este domingo en una "encuesta flash" que a raíz de esas denuncias el No trepó al 47% frente al 28% del Sí.

El presidente boliviano, Evo Morales, ascendió al poder en 2005 y cuatro años después se llevó a cabo una reforma constitucional que implicaba que los mandatos tendrían una duración de cinco años, en vez de cuatro, y sólo podrían ser reelegidos en su cargo una vez.

En 2009 se celebraron nuevas elecciones presidenciales en las cuales volvió a vencer Morales y asumió la presidencia en 2010. Esta fue la primera reelección del mandatario en la historia del país.

No obstante, por Disposición Transitoria de la Ley de Reforma Parcial de la Constitución Política del Estado, se considerará como primera reelección al mandato entre 2015 y 2020 y la segunda sería el período entre 2020 y 2025.

Por lo que, bajo la pregunta de "¿usted está de acuerdo con la reforma de artículo 168 de la Constitución Política del Estado, para que el presidente o presidenta y el vicepresidente o vicepresidenta puedan ser reelectos dos veces de forma continua?", los ciudadanos bolivianos decidirán si el actual Gobierno podrá postularse a una nueva reelección, que en caso de ganar los próximos comicios, llegaría a mantenerse en el poder hasta 20 años.

 Polémica por su ex pareja

Los medios consideran que las denuncias por tráfico de influencias, el primer escándalo que lo salpica directamente en 10 años en el poder, parecen haberle afectado. El diario Página Siete asegura este domingo en una "encuesta flash" que a raíz de esas denuncias el No trepó al 47% frente al 28% del Sí.

Morales, de 56 años de edad, admitió que tuvo una relación con Zapata entre 2005 y 2007, cuando la joven tenía 18 años, producto de la que nació un hijo que posteriormente falleció, como consecuencia del cual se distanciaron hasta hoy, según la versión del mandatario.

Sin embargo, una fotografía de 2015, durante las celebraciones del carnaval de Oruro, los muestra juntos, lo que despertó enormes dudas, más aún después de que el presidente admitiera la autenticidad de la foto y que sostuviera que en ese momento no la reconoció de inmediato, aunque luego le vio "cara conocida".

La firma china Camc se adjudicó con el Estado siete contratos por un valor de 576 millones de dólares, en distintas áreas.

Este domingo, a una semana del referendo, las plazas y calles están atestadas de caravanas que promueven el voto por el No o por el Sí. Según varias denuncias, el gobierno lanzó a las calles a los funcionarios públicos para alentar el voto a su favor.

Mientras, una oposición fragmentada, con liderazgos débiles, lanzó una feroz ofensiva en las redes promoviendo el voto por el No.

Voto Boliviano en el Exterior

El Órgano Electoral Plurinacional boliviano, que tiene rango constitucional, es el encargado de realizar y organizar este referéndum. El coordinador del Tribunal Supremo Electoral en España, René Arce, ha afirmado que "en el exterior, también se participa de esta consulta, en 73 ciudades y 33 países donde el Estado boliviano tiene representación consular", en una rueda de prensa en la Embajada de Bolivia en la capital española.

La llamada a las urnas en el continente americano se realizará en 15 países, doce en Europa, cinco en Asia y en África en un único país. Según ha estimado Arce, se prevé una participación total de 258.000 votos procedentes de bolivianos residentes en el extranjero, de los cuales 70.148 votos procederán de España.

Cuando la votación haya concluido, los resultados parciales del exterior no se darán a conocer hasta que Bolivia publique los datos oficiales, lo que tendrá lugar en las siguientes 72 horas.

Arce ha afirmado que no cuenta con una previsión oficial de los votos en el exterior, pero en el territorio nacional, una encuesta realizada por Mercados y Muestras ha reflejado, en contra de los anteriores sondeos, un panorama bastante igualado que da un 47 por ciento al 'no' a la posibilidad de reelegir a Morales como presidente en las elecciones de 2019.

La encuesta ha contado con la participación de 600 personas en las principales ciudades de Bolivia, de los cuales un 28 por ciento se inclinan por el 'sí' y un 25 por ciento están indecisos.

PUB/IAM