Nacido en 1930 en la región de Darnétal, en Normandía, Jaques Hamel fue ordenado sacerdote con 28 años según informa Infovaticana.es. En el año 2010 cumplió 50 años al servicio de la Iglesia, momento en el que decidió llevar una vida más tranquila y pedir el traslado al templo de Saint Etienne du Rouvray.

Jacques Hamel se encontraba sustituyendo al párroco titular de la iglesia que en el momento del ataque se encontraba a Cracovia (Polonia) participando en las Jornada Mundiales de la Juventud, que han comenzado este martes.

Tal y como publica el diario francés 'L'Express', el sacerdote contaba con el cariño de los feligreses de la zona. "Asumió sus funciones hasta el final", dice uno de ellos, que le ha calificado de "buen cristiano", "discreto" y "muy querido en la ciudad".

"Era anciano, pero siempre estaba disponible con todos, era un buen sacerdote que hizo su trabajo hasta el último momento", contó una mujer devota de la iglesia. Asimismo, uno de sus pares destacó sobre su labor: "Era muy valiente para su edad. Los sacerdotes tienen el derecho de retirarse a los 75 años, pero él prefirió trabajar en el servicio de la gente, porque aún se sentía fuerte" , de acuerdo al diario Le Figaro.

El Papa Francisco se ha mostrado "particularmente afectado" por el "acto de violencia durante una misa" y ha pedido "paz para todo el mundo". "Estamos particularmente afectados por esta violencia horrible y que ha ocurrido en una iglesia, un lugar sagrado en la que se anuncia el amor de Dios", agregaba el portavoz vaticano.

PUB/IAM